icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Libra: ¿el fin de la banca, el dólar y el bitcoin?Lunes, 24 de Junio de 2019 08:04 a.m.

Facebook presentó el pasado 18 de junio a “Libra”, su moneda digital soportada con su propia blockchain (cadena de bloques, misma tecnología que soporta al bitcoin), y que planea lanzar en 2020 con el objetivo de facilitar las transacciones a cerca de 1,700 millones de personas que no tienen una cuenta bancaria y podrán hacer transferencias o pagos de servicios a través de su smartphone con Messenger y WhatsApp.

La compañía de Mark Zuckerberg detalló que la moneda digital estará soportada por un colectivo de empresas llamado “Libra Association”, que estará basada en Suiza y se encargará de validar las transacciones en el blockchain de Libra y administrará las reservas que darán soporte al valor del activo.

Pero, ¿cómo hará dinero Facebook con esto? La compañía dijo, sin entrar en muchos detalles, que cobrará una pequeña comisión por cada transacción, que asumirán los proveedores o los usuarios. Para estas operaciones, los usuarios deberán descargar “Calibra” –su cartera digital– en su smartphone. Esta aplicación es una billetera digital con la que se podrán hacer envíos a otras personas con un teléfono inteligente.

En este proyecto están involucrados Visa y Mastercard, PayPal, las compañías de viajes compartidos Uber y Lyft; eBay, Spotify, entre otras con gran experiencia y prestigio en el tema del comercio y pagos electrónicos.

Facebook no ha dicho en cuáles países empezará a funcionar Libra, pero mencionó que casi cualquier persona con un smartphone conectado a Internet podrá usarla.

Obviamente surgen muchas dudas acerca de la seguridad y privacidad en las transacciones financieras, sobre todo en una compañía cuestionada por su laxa protección de datos y el escándalo de la consultora Cambridge Analytica, que usó información personal de los usuarios para campañas políticas en el Brexit y las elecciones estadounidenses de 2016.

La red asegura que no venderán la información financiera a compañías de marketing y publicidad, pues Libra y Calibra no estarán vinculadas a las cuentas de usuarios de Facebook.

Muchos se preguntan, ¿la moneda de Facebook le hará competencia al Bitcoin? La respuesta es que NO, y hay dos razones principales.

La primera es que el valor de Libra estará atado al de las monedas fiat que le dan “respaldo”, como el dólar y el euro; esto le daría más estabilidad y no estaría tan expuesta a los vaivenes del mercado y sus cotizaciones, como sí lo está el bitcoin, que no tiene referencia alguna de valor ni “respaldo”.

La segunda razón es que Libra será, esencialmente, un medio de pago; mientras que el Bitcoin está siendo más usado como un activo de inversión especulativa. De este modo, Libra sería un proyecto muy diferente al resto de las monedas digitales, una crioptomoneda “estable”.

Con Facebook, que tiene más de 2,400 millones de usuarios, se abre la oportunidad de que buena parte de la población mundial se familiarice con los activos digitales y, ya con más conocimiento, se acerquen al bitcoin y otras criptodivisas.

También puede cambiar el juego en el sistema financiero, pues la compañía de Zuckerberg se mete de lleno a los sistemas de pagos y los bancos tendrán que hacer algo para que Facebook no se quede con buena parte de los ingresos del sector.

Naturalmente el proyecto estará bajo el escrutinio de los reguladores estadounidenses y el mismo Congreso planea llamar a los directivos para que expliquen cómo funcionará la plataforma y cuáles son los riesgos para los usuarios y su información.

Si se concreta el proyecto Libra, será un gran salto para el uso masivo de estos activos, provocando una disrupción en el sector bancario.

Libra tiene el potencial de convertirse en un serio competidor del dólar, el euro o el yen, mientras que Facebook podría convertirse en el primer “banco” de alcance global y el más incluyente de todos.

En suma, Libra tiene el potencial de acabar o desplazar a la banca tradicional como la conocemos, de ser un serio competidor del dólar y otras divisas de “reserva”, y paradójicamente, un impulsor del bitcoin, las criptomonedas y la tecnología de cadena de bloques. No la pierda de vista.

OpenA