OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Las derrotas del silencioPor: Zaira Eliette Espinosa Libros que suenanMiércoles, 2 de Junio de 2021 02:00 a.m.

"Pocos poetas más animosos y sonrientes que Román Cortázar, viajero puntual en las alas de la poesía. Si Carlos Pellicer dijo que no tenía aeroplano, Cortázar vuela". - Elena Poniatowska Amor.

Yo agregaría a lo anterior, que Cortázar no sabe estarse sin estar y por eso se monta al aire para contemplar desde otras alturas lo que se contempla sólo estando, sabiéndose estar.

Nacido en Mérida, Román Cortázar ha pasado mucho tiempo (estando) en diferentes ciudades y como parte de ese resultado le fue inevitable trazar un mapa de luces, reencontrarse cada vez con él mismo en cada espacio.

Su libro Las derrotas del silencio se convierte en un observatorio desde esas alturas de vuelo, poesía que aterriza sus memorias, lo sensorial y aquello que es estruendo en la mudez.

¿Cómo le medimos el silencio a las palabras? Cortázar hurga en fórmulas que se originan desde la percepción misma del poema, ¿qué es un poema? A lo que responde: "el poema es un animal / hecho para atraparse con una red / es un pájaro / con el cuello roto / y el pulmón sangrante" ...

El canto imperfecto y a la vez estridente, el poema ocurre. Las aves no dejan huellas en el aire, pero el poema sí, trazos de nube que Cortázar señala en soledad: "no volverá / la mariposa cargando el poema / no volverá / a la voz de la cigarra / le crece la tarde".

En Resistir, Eduardo Milán nos lo dice muy de frente: "No hay novedad: los poetas escriben para sobrevivir. La retirada de Rimbaud anunció: ´la verdadera vida está en otra parte´. Pero ya no hay verdadera vida para el poeta en el crepúsculo del siglo. Y lo que es peor, no hay otra parte", y continua: "Una de Novalis: El paraíso está en todas partes o ninguna" y saca a flote las paradojas.

Volvemos al verbo "estar", la vida en otra parte, para Cortázar es un estado de vuelo definido a contravientos, en paraíso perdido: "el tiempo es un cántaro roto / el porvenir será pasado". 

¿Podemos leer la esencia de la poesía en todo poema? Las derrotas del silencio es el libro de versos sin derrota, los elementos de un cielo abierto y el ruido de la estancia – crepitante y despojada de sigilos  - lo convierten en la obra con recintos propios de la vida: las singularidades de existir y el origen de la palabra en el silencio mismo que nos contiene.

OpenA