OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
La sábila Por: Fina Ferrara Herbolaria y saludLunes, 16 de Noviembre de 2020 00:00 a.m.

Los valores curativos de la sábila fueron descubiertos desde hace muchos siglos.

Esta famosa planta medicinal es originaria de África, pero hoy en día se cultiva en todo el mundo. Desde la antigüedad se conocen las propiedades medicinales de la sábila.

Documentos históricos de los egipcios, romanos, griegos, argelinos, árabes, indios y chinos, informan sobre su empleo para propósitos curativos y cosméticos. El primer registro es del año 1500 antes de Cristo en el Papyrus Ebers. Estos documentos egipcios declaran que los valores curativos del aloe fueron conocidos extensamente desde hace muchos siglos.

La parte más importante de la sábila es el gel que se encuentra en el interior de las hojas. Este gel es muy inestable por lo que lo ideal es tener la planta cerca de casa para su uso inmediato. Los geles comerciales deben de ser estabilizados con conservadores ya que sin ellos en alrededor de cuatro horas el gel expuesto se empieza a descomponer. Una hoja cortada puede guardarse en el refrigerador por varios días para ir obteniendo trozos de gel nuevo.

Al extraer el gel debemos lavar con agua corriente para eliminar el látex o jugo amarillo que brota de la piel de las hojas. El gel debe de saber a agua ligeramente salada y no amargar, el amargo indicaría la presencia del látex amarillo o acíbar. El acíbar es utilizado como laxante químico ya que actúa irritando el colon por lo que su uso frecuente no es muy recomendable.

El gel solo puede ingerirse directamente o combinado en licuados, es excelente como auxiliar en el tratamiento de gastritis, colitis y ulceras digestivas. Al ser rico en probióticos, mejora la digestión y la absorción de nutrientes, favoreciendo el sistema inmunológico. El gel de la sábila reduce la acumulación de grasa visceral y reduce el tamaño de pólipos intestinales. También posee una actividad antioxidante, mejora el metabolismo de los carbohidratos y las respuestas antiinflamatorias. Es rico en vitaminas E y C.

Aplicado externamente, en cuyo caso no es necesario lavar el gel, es probablemente el mejor remedio para quemaduras de todo tipo, incluyendo quemaduras de sol. El gel, que es estéril por naturaleza, contiene sustancias antisépticas probadas contra las bacterias que invaden las quemaduras, actúa también reduciendo el dolor, desinflamando y favoreciendo la regeneración celular, así como la cicatrización.

Las investigaciones que día a día se le realizan dentro de áreas como la cosmética, ubican a la planta de sábila o aloe vera como una de las plantas con componentes únicos que ofrecen grandes beneficios a la piel, uñas y cabello. Se puede utilizar como un hidratante además de aportarle ricos nutrientes a nuestra piel. Además, es útil para acelerar el crecimiento del cabello y puede utilizarse también como acondicionador.

OpenA