icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
La reforma laboral y el nuevo sindicalismoJueves, 2 de Mayo de 2019 03:25 a.m.

Con la reforma laboral aprobada y publicada en el Diario Oficial de la Federación este día 30 de abril y la reforma de la reforma del 1 de Mayo previa y en el Día del Trabajo, se prevé la llegada de una nueva cultura laboral que sea acorde con el modelo que propone la Organización Internacional del Trabajo; estas adecuaciones –entre otras– contemplan nuevas reglas para la elección de miembros directivos de las organizaciones sindicales mediante voto libre y secreto.

Reforma a la justicia laboral con la eliminación de las juntas de Conciliación como órgano jurisdiccional para dirimir las controversias del trabajo, para ser sustituidas por tribunales dependientes del Poder Judicial en el ámbito de sus competencias, ya sean locales o federales, uno de los temas que llaman la atención es la eliminación de la suplencia de la queja, principio que dejó en estado de desventaja y en algunos casos indefensión de los patrones al ser subsanadas las demandas de los trabajadores en perjuicio del capital, lo que significa que se establece un foro de contienda con mayor equidad, en cancha pareja... ¿qué implicación tiene? Bien, pues al tener esta medida en vigor se puede incrementar la oferta de oportunidades de trabajo, al brindarle garantías al empleador.

En el tema de los sindicatos, se busca que estas organizaciones cumplan con su principal objetivo de proteger los intereses de los trabajadores, de que no sufran injusticias de parte de los patrones y que velen por el bienestar colectivo.

Ahora bien, la cuarta transformación promovida por el presidente de la República, don Andrés Manuel López Obrador, tratando de interpretar el pensamiento del responsable de los destinos del país, donde explícitamente nos ha venido diciendo que ya se acabó la corrupción y que las instituciones se barren de arriba para abajo y al caso creo que les llegó la hora a los que han sido pillos, gánsters, líderes charros y cuántos calificativos o adjetivos puedan merecer, este mensaje claro donde el Lic. López dice que no puede existir gobierno rico y pueblo pobre, encaja perfectamente y va directo contra los líderes o dirigentes ricos y que lo escuchen y entiendan que no se vale tener líderes ricos y trabajadores pobres, este tema lo deben entender sujetos como Carlos Romero Deschamps, que ostensiblemente ha dado muestras de una vida exótica que difícilmente se pudiera dar con su sueldo de $34,000 que aparece visible en la nómina de trabajadores de Pemex, más lo que le pudieran pagar el sindicato por su comisión súmelo por 30 años y con el pensamiento crítico preguntemos cómo, cuándo, con qué y para qué, cómo le hace para tener con ese ingreso yates, departamentos de lujo en el extranjero y otras cosas que se comentan del que se dice líder petrolero de quien se sabe que no tiene toma de nota y que, por tanto, existe un vacío en dicho sindicato. Como este ejemplo hay otros con diferentes siglas, algunos relacionados con partidos políticos, situaciones similares hay en otros sindicatos, como de los profesores, otras dependencias del estado, pero también hay líderes de burócratas que explotan su cargo y a sus trabajadores. Seguramente todos aquellos que sean denunciados ante las instancias correspondientes como la Fiscalía General de la República serán investigados y enfrentarán tanto su osadía de estar en contra de AMLO como sus pecados que serán considerados delitos y, con ello, sus consecuencias.

En mi opinión, creo que ya es hora de cambiar este modelo de líderes sindicales de que cada gremio tenga sus dirigentes, que los trabajadores elijan libremente, que transparenten sus actos. No creo que por estrategia se ponga toda la fuerza sindical de los trabajadores mexicanos bajo un solo nombre de persona ni de unas siglas. No se puede acumular tanto poder que luego se caiga en la tentación de treparse sobre el Presidente al sentirse muy apoyado, aunque lo hayan importado desde Canadá.

Recibo sus comentarios.

@luisgfortaleza


OpenA