icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
La raza ya no paga, porque no manda Lunes, 8 de Julio de 2019 02:00 a.m.

“La raza ya no paga, porque se dio cuenta de que realmente no manda”. 

Desde hace varios días, la Tesorería de Nuevo León y el Instituto de Control Vehicular, comenzaron a enviar documentos a las casas de los contribuyentes que aún no han pagado el refrendo de 2019, lo grave del asunto es que reclaman el pago del año en curso y en el texto se amenaza con que sino se hace el pago realizaran el embargo precautorio.

Varios amigos y conocidos me comentaron la situación, además de que me mostraron los documentos que les han llegado a sus domicilios, ellos coinciden en que es excesivo que se les amenace con un embargo cuando el rezago es del año en curso, mismo que todavía no termina.

Muchos de los ciudadanos que no han pagado el refrendo refieren que no lo han hecho porque es su forma de protesta, debido a que consideran (y tienen muchísima razón) que la actual administración estatal no tiene cara para reclamarles un pago, ya que en casi cuatro años no han hecho absolutamente nada de beneficio para Nuevo León.

Apenas en marzo pasado, el mismo Instituto de Control Vehicular comenzó a colocar calcas a los vehículos que debían y también a los que ya habían pagado, esta acción cesó debido a que provocó la indignación de la ciudadanía, ya que fue considerado un hecho hasta violatorio de los derechos humanos.

En el documento enviado titulado “Exhorto de Pago”, se indica el nombre de la persona y su dirección, señalando: “La Secretaría de Finanzas y Tesorería General del Estado, en colaboración con el Instituto de Control Vehicular, hace de su conocimiento el incumplimiento y omisión de las siguientes obligaciones fiscales relacionadas con el Refrendo Anual del vehículo con placa..., serie..., descripción del vehículo”.

En el documento después se mencionan dichas obligaciones del ejercicio fiscal 2019, además de la presentación de sus fundamentos legales, agregando la cantidad a pagar.

Al finalizar, en el documento se señala con letras mayúsculas y marcadas en negrita: “En caso de falta de pago, esta autoridad inmediatamente recurrirá al procedimiento administrativo de ejecución y su eventual embargo precautorio con el objetivo de hacer efectivo el cumplimento de las obligaciones fiscales relacionadas con su vehículo”.

Una de las cosas que más me llamó la atención es que todos los documentos están fechados al 22 de mayo del presente año; sin embargo, fue a principios de julio que comenzaron a repartirlos a varios de mis conocidos y amigos.

A pesar de que en los documentos que han sido enviados a los deudores se les advierte de un embargo, Jaime Rodríguez señaló que no embargarán a los ciudadanos que no han pagado su refrendo, aunque les solicitó que se acerquen a hacer sus pagos, anunciando que además tendrán la facilidad de hacer convenios.

“El Bronco” pidió a la ciudadanía que no sienta que es un embargo, y que “lo que estamos diciendo es que eviten tener que ir a un proceso. Si la gente no acude tener que recordarle”.

Al gobierno estatal sólo le queda la opción de solicitar los pagos por las buenas, porque si lo intentan hacer por las malas la situación se les saldrá de control. La realidad es que “El Bronco” y compañía no tienen derecho de exigirle al ciudadano que cumpla con sus obligaciones ya que ellos mismos no han cumplido sus promesas, y lo peor es que mantienen en total descuido temas importantes como la seguridad. Si tú no cumpliste, ¿con qué cara le pides al otro que sí cumpla? Definitivamente así no se puede, pero lo bueno es que ya casi se van.


OpenA