icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
La oficina sospechosa del constructor consentidoMartes, 10 de Septiembre de 2019 00:01 a.m.

Extremaaaadamente sospechoso resulta que ese constructor “consentido” del “Bronco”, la firma Dynamo, opere desde una oficina que parece casa en la colonia Buenos Aires...

A ver, estimado lector: ¿si usted tuviera una constructora de gran capacidad, y con la que buscara atraer a clientes grandotes, de esos que pueden invertir decenas o hasta cientos de millones de pesos en obras de gran calado, pondría sus oficinas en una colonia sencillona detrás del parque España, rodeada de puras casas viejitas?

Cualquiera que le entiende a ese mercado le diría que esa ubicación y esa “facha” generarían más sospecha que atractivo, pues no da idea de un negocio “serio” y acostumbrado a manejar grandes presupuestos; ese asesor le urgiría a usted a mudarse a un edificio de oficinas o alguna plaza en zonas como Valle Oriente, la colonia Del Valle, el Obispado, o ya de perdido en pleno centro... ¡pero no en la Buenos Aires!

Más sospechoso resulta aún que la fachada de las oficinas de Dynamo lucía aún más sencilla hace unos años, cuando inició el gobierno del “Bronco” (vea la foto de Google Maps, que es vieja), y ha sido justo al paso de esta administración, la cual le ha otorgado a dicha constructora numerosos contratos millonarios, que a la fachada la empezaron a “embellecer”...

El inmueble de Dynamo habla por sí solo: la empresa, propiedad de Ramiro García Guerrero, no era gran cosa hasta que llegó al gobierno Jaime Rodríguez, y con él se catapultó a ser una de las constructoras más beneficiadas con contratos de construcción, al punto de sumar ya $170 millones en obras...

La “gran casualidad” es que Dynamo fue una de las que aportaron a la campaña del “Bronco”... Y la otra, como ya le dijimos ayer, que sus dueños fueron compañeros de carrera del secretario de Infraestructura ‘bronco’, Humberto Torres... ¡Pfff!

***

Hasta el cierre de esta edición la rebatinga estaba caliente, más bien ardiennnnte, en el Congreso de los Chapulines, perdón, del estado, para ver quién se quedaba como primera minoría o segunda fuerza, luego del empate 8-8 que alcanzaron Morena y PRI tras repartirse legisladores como si fueran barajitas...

Dicen las lenguas que le entienden a esto que la guerra ya no nomás es por el control del Legislativo, sino que casi casi es una guerra de orgullo para ver “quién puede más” entre aquéllos que manejan los hilos tras bambalinas, en este caso, los mandamases de las bancadas del PRI y de Morena, que al menos en Nuevo León ya no parecen tener ese pacto llamado “PRIMOR”...

Total, hoy martes es el día “D”, y pueden suceder dos cosas...

Una, que el PRI dé la sorpresa y se aparezca con ¡9 diputados!, habiendo jalado a uno más de otro partido, que según el radio-pasillo pudiera ser Karina Barrón u otro miembro de Movimiento Ciudadano, que se pasaría como por arte de magia a las filas del tricolor (y es que ya todo es posible ahí, estimado lector)...

Si eso sucede, el PRI conservará dos posiciones en la todopoderosa COCRI, lo que le da supremacía junto con el PAN frente a todos los demás, y el Congreso sigue siendo de esta dupla... ¡sopasss!

El ooootro escenario es que lleguen empatados PRI y Morena, con lo que será este último el que, por derecho, sube a dos miembros en la COCRI y se convierta en un serio contrapeso frente a los ‘Prianes’... ¡Órele! ¿Qué pasaráaaa?

¡Ah! Pero como existía el riesgo de que Morena se agenciara la administración del Congreso, dicen que ésta ya se quedó en manos de Luis Donaldo Colosio (MC) y de Carlos de la Fuente (PAN); se las entregaron, nos aseguran, “antes de que fuera tarde” y Morena la pudiera agarrar... ¡Nombre, sí que están bárbaros!...

***

Escucha Protágoras que ante la inconformidad que han manifestado numerosos usuarios del Instituto de Bienestar Integral del Hospital Zambrano por el programado cierre de su gimnasio para fines de este mes, las autoridades de Tec Salud les hicieron saber que les ofrecían “atractivos beneficios” en otros gimnasios de los alrededores de Valle Oriente...

Pero los asistentes a dicho instituto –muchos pacientes en recuperación y/o personas de la tercera edad– no quieren dar su brazo a torcer, pues consideran que no existen gimnasios en la ciudad con el mismo perfil: uno centrado en la salud y no en el “look” o el “músculo”.

Tanto, que ya le escribieron sentidas cartas al director de Tec Salud, Guillermo Torre Amione... Los inconformes quieren convencer a los altos jerarcas que su gimnasio debe quedarse, aunque se reduzca en dimensiones, pues hasta están dispuestos a pagar más, con tal de que este pequeño “paraíso de salud” que les ha transformado sus vidas, no desaparezca... ¡Pues ojalá reconsideren!

¡¡ Yássas !!

OpenA