OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
La ‘multicompetencia’ de países requiere una evolución de la ONUPor: Enrique Alanis Enrique Alanis Miércoles, 20 de Enero de 2021 00:00 a.m.

Además de las constantes problemáticas de crisis humanitarias ocasionadas por conflictos armados o pobreza extrema, territorios en disputa, controversias comerciales, entre otros temas, los efectos de la pandemia paralizaron su resolución o inclusive agravaron su complejidad. 

El actual secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, el portugués Antonio Guterres, pretende reelegirse por otros cinco años más para encabezar el aún más importante e incluyente organismo internacional. La base fundamental de la ONU, así como su óptima condición, es el multilateralismo; es decir, el logro de acuerdos y alianzas entre países, con objetivos comunes y múltiples beneficios. 

Mi análisis y prospectiva: La posible reelección de Antonio Guterres, quien ya es apoyado al menos por un miembro del Consejo de Seguridad (Gran Bretaña), ayudará a evitar la curva de aprendizaje para rápidamente dar continuidad a los actuales esfuerzos, sobre todo en medio de una crisis sanitaria global donde no hay tiempo que perder. 

Por lo tanto, existe una alta posibilidad que los demás miembros acepten su reelección. La ONU seguirá buscando incentivar estrategias colectivas contra el Covid-19, y sobre todo, privilegiar y apoyar el multilateralismo y cooperación, ya que la pandemia aceleró la “multicompetencia” de países en todos los aspectos. 

Lograr los acuerdos no será nada fácil mientras que la rivalidad entre EUA con China siga aumentando, y además, ante la crisis de salud los países ya compiten intensamente en la rápida obtención de la vacuna, pues saben que entre más rápido resuelvan su problema de crisis sanitaria y logren su reactivación económica podrán procurar ganar espacios a sus competidores, desde lo comercial e inclusive hasta lo territorial en algunas latitudes en conflicto. 

Para algunos hay esperanza en que el nuevo presidente de EUA renueve el liderazgo y compromisos internacionales de este país, pues esperan que un nuevo estilo de relacionamiento, aunado a refrendar los compromisos internacionales y reintegrar a EUA a pactos, o su activa participación en la Organización Mundial de la Salud, ayudarán a que la ONU vuelva a tener un visible respaldo de la primera potencia mundial y logre más pronto restablecer compromisos y acuerdos entre países. 

Los líderes globales deberán discutir en la ONU la necesidad de reformar y evolucionar organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud, la Organización Mundial del Comercio, y los mismos mecanismos de la ONU para evitar nuevamente una descoordinación y ausencia de estrategia global ante crisis internacionales. Un problema global requiere de una solución global, con estrategias coordinadas soportadas por compromisos locales, algo que no se logró en 2020.

OpenA