OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
La indispensable definición de Frena: ¡urge! Por: Ignacio Gómez-Palacio La HormigaViernes, 16 de Octubre de 2020 00:00 a.m.

Algunas preguntas sin clara respuesta: ¿Frenaa es un movimiento de extrema derecha, integrado por católicos radicales? ¿Es un colectivo ultraderechista que rechaza al actual gobierno y expresa mensajes antisemitas y xenófobos? ¿Es un movimiento desorganizado y sin objetivos ni programas claros?

Después de la Gran Marcha del 3 de octubre, en la que miles de personas respondieron a su llamado, con tan sólo cinco días de anticipación, poca duda queda de que hoy son más los apoyadores externos de Frenaa, que los miembros de dicha organización. Ante ello, Frenaa tiene el compromiso y la responsabilidad de precisar su conformación y objetivos.

El futuro de Frenaa depende de la claridad de su mensaje. El mas importante que ha llegado a un mayor número de ciudadanos y que aparentemente continua como su objetivo fundamental, es la renuncia de AMLO. Habría que agregar el hecho de que Frenaa ha sostenido consistentemente que no es partido político, no tiene intención de serlo, como tampoco sus líderes desean ocupar cargos públicos. Frente a la enorme decepción que los mexicanos tenemos de quienes se han enriquecido a costa del erario y sus puestos en el gobierno, Frenaa resulta ser un fuerte imán.

Los medios han publicitado información alarmante: "Estandarte Guadalupano Preside la Marcha de Frenaa", "Frenaa o la Rebelión de los Regios", etc. En mi Hormiga de la semana pasada afirmé que en el programa de televisión de Leo Zuckermann, compartieron comentarios el propio Leo, Héctor Aguilar Camín, Jorge Castañeda y Javier Tello. Se dijo que Frenaa tenía raíces cristeras y tesis de "populismo de derecha" o de "extrema derecha". A lo anterior habría que agregar la presencia dentro de la organización de personas ligadas al clero católico como Juan Bosco Abascal Carranza, hermano del exsecretario de Gobernación, Carlos Abascal.

El pasado 7 de octubre de 2020, se llevó a cabo una entrevista al Lic. Francisco Plancarte, coordinador del Comité de Agenda Diaria en el campamento de Frenaa en el Zócalo de la CDMX y miembro del Consejo Rector del movimiento, literalmente expresó: "Frenaa es 100% laico. Los grupos de carácter católico que tiene, hacen sus misas y ceremonias, pero es un grupo reducido. No es la generalidad... están invitadas todas las religiones, todas las creencias, todas las ciudadanas y ciudadanos de México".

Recientemente, el Consejo Rector de Frenaa expulsó a un miembro católico, por expresar ideas radicales indeseables y querer influir en contra del laicismo que demanda la organización, la que abre sus puertas, como expresó el Lic. Plancarte a "todas las religiones y todas las creencias". Él mencionó que el sistema de sonido del campamento de Frenaa en el Zócalo capitalino; es decir, el micrófono que se escucha lejos, está abierto a cualquier representante o miembro de cualquier creencia, incluyendo agnósticos y ateos, en tanto lo haga de manera pacífica no incendiaria. El próximo jueves me han invitado a dirigirles unas palabras. Les pediré lo que aquí pido.

Afirmar que Frenaa es de extrema derecha con base en que algunos grupos católicos vociferantes e individuos pertenecen a la organización, es confundir la gimnasia con la magnesia. Las ideas políticas se califican de derecha cuando su ideología se centra en el individuo; es decir, en la iniciativa privada, en tanto son de izquierda cuando tienen como objetivo primario el beneficio de la comunidad, vía intervención estatal, a ser sufragada con los impuestos pagados por los ciudadanos.  Es decir, que el tema de derechas e izquierdas es algo muy diferente a la inclinación laica o religiosa.

Es indispensable y urgente la definición de Frenaa. Quienes deseamos apoyar a Frenaa lo demandamos. Programas de análisis político podrían invitar al vocero principal de Frenaa, el Ing. Gilberto Lozano y a otros, a confrontar analistas políticos y darle oportunidad a los ciudadanos a conformar su criterio. Los ciudadanos lo requerimos.

OpenA