OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
La ilusión de ser famoso Por: Susana López Reséndez No es de LocosJueves, 8 de Abril de 2021 02:00 a.m.

¿Nos gusta pretender una vida interesante y fabulosa?.

¿Qué es ser famoso hoy en día? Hace poco vi un documental acerca de un experimento social sobre cómo se eligieron a tres personas comunes que tuvieran una cuenta en Instagram (IG) y quisieran convertirse en famosas. 

Se comenzó por hacerles un cambio de apariencia y posteriormente se montó un set de fotografía para simular que estaban viajando, en un spa, entrenando, etcétera. El propósito era aparentar un estilo de vida interesante, atractivo y sobre todo, famoso.

Una vez que todo estuvo listo, las imágenes fueron subidas a IG y se comenzaron a comprar seguidores, likes, comentarios... todo falso, por supuesto. Con el paso de los meses se generaron seguidores orgánicos que, incluso, comenzaron a recibir productos para que los publicitaran, invitaciones de viajes fotográficos de marcas y a ser contactados para distintas propuestas. 

Anteriormente, alguien famoso era aquel que destacaba puntualmente por una habilidad, una nota sobresaliente en algún ámbito, ya fuera deportivo, científico, culinario, artístico... entre muchos más. El concepto de ´fama´ está cambiando radicalmente y hoy en día absolutamente cualquier persona puede convertirse en famosa, aunque sea de manera efímera.

En la actualidad ya no existe una verdadera construcción de un intelecto o de un prodigio, sino que en muchas ocasiones la fama recae sobre la apariencia física, la absoluta –y aparente- felicidad y el poder.

Esto no sólo tiene un profundo impacto en nuestra salud mental como adultos, sino que influye en la manera en que gastamos y nos comportamos. ¿Cuántas veces no hemos caído en la tentación de comprar un producto que el influencer de moda ha subido a las redes sociales?.

¿Cuántas veces no hemos sentido una especie de vacío existencial por comparar nuestra vida ordinaria con la del influencer en cuestión?.

Esta situación no está repercutiendo únicamente en los adultos: hoy en día también está moldeando el crecimiento y desarrollo de los niños y de los adolescentes que se identifican con estos nuevos famosos. Incluso hay padres que han comenzado a fomentar estas actitudes en sus propios hijos.

Por último, la psicóloga australiana Danielle Leigh comparte en su investigación que es natural compararnos con otros porque nos ayuda a configurar en dónde estamos parados. Sin embargo, plataformas como Instagram pueden llegar a confundir nuestro "radar de comparación social", pues constantemente intentamos concluir si somos igual de exitosos, atractivos y pudientes que aquellas personas que diariamente muestran sus vidas perfectas en las redes. 

Estas figuras idealizadas no son la representación más precisa de la realidad, llevándonos a un sentido amplificado de insatisfacción, ansiedad e incluso, depresión.

Por eso, #noesdelocos desintoxicarnos de las redes sociales y comenzar a generar conversaciones en el mundo real, #noesdelocos valorar tu realidad por lo que es y #noesdelocos apreciar quiénes somos, con todas las luces, sombras, cicatrices y lunares que nos conforman. 

OpenA