OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
La buena alimentación comienza en la mente Por: Mayra Treviño Nutrición con propósitoMiércoles, 24 de Marzo de 2021 02:00 a.m.

Crear nuevos hábitos alimentarios no sólo es cuestión de fuerza de voluntad: La mente juega un papel fundamental, tanto para la motivación inicial como para la incorporación de una nueva conducta en la vida diaria.

"No hay cosa más difícil para el ser humano que cambiar los hábitos". Por fortuna, no es imposible. Y en el proceso para lograrlo es necesario convertir nuestra mente en aliada.

Para esto es importante la motivación. El circuito de la motivación está en el cerebro, así como los procesos mentales, y para activarlo puede ser útil contar con pensamientos positivos, como por ejemplo imaginar los logros que se van a obtener, verse en un futuro más sano, más delgado si así lo desea, con ropa que se sienta a gusto, más liviano para moverse o con el azúcar y la tensión arterial en su punto.

La motivación es importante pero no suficiente. También es importante la adherencia para que las nuevas conductas queden grabadas en la mente y que se conviertan en hábitos. Para eso es necesario repetirlas y mantenerlas en el tiempo. 

En la creación de un nuevo hábito también influyen otros factores como la personalidad, el medioambiente y el hábito que se quiera cambiar.

El problema principal, es que generalmente, tenemos poca paciencia, queremos resultados para ya, y si no los obtenemos nos desanimamos y volvemos a los viejos hábitos.

Todos los obstáculos están en la mente, no se puede controlar aquello de lo que nos somos consientes. Si tuvieras una piedra en el zapato, te molestaría y eliminarías rápidamente, en cambio, las consecuencias de comer mal, de los malos hábitos en general (sedentarismo, tabaco, dormir poco y mal, alcohol...), no te avisa como la piedra del zapato. 

Lo más frecuente, es que no emita señales de dolor y los efectos dañinos se van produciendo, de manera invisible, gradual y en principio, ocultos a la vista. 

Por eso, es tan importante, alcanzar ese nivel de consciencia, para darte cuenta del mensaje:"Algo no va bien en tu interior". Sólo así, podrás cambiar y dejar marchar todo eso que sobra: Exceso de peso, descontrol con la comida, falta de energía, la vida sedentaria, la falta de aceptación con el cuerpo-imagen.

Por eso, la importancia de trabajar cuerpo-mente-emociones, encontrar la satisfacción, más allá de la comida física, nutrir tu cuerpo, tu corazón, tu mente y espíritu.

OpenA