OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
La agenda de inversión privada 2021 que debería estimular AMLO Por: Eloy Garza Latitud Martes, 22 de Diciembre de 2020 00:00 a.m.

¿Cómo podría estimular AMLO la inversión privada de pequeñas y medianas empresas como no lo ha hecho hasta ahora? Propongo algunas opciones, entre ellas, la mejor regulación de las compras en línea. En 2021 se detonará exponencialmente ese mercado virtual. Pero en paralelo debería apoyarse a las pequeñas empresas mexicanas para meterlas al mundo digital, de forma simple y gratuita. 

Puede hallarse un referente exitoso en un programa del gobierno de Chile:  HYPERLINK "http://www.pymesdebarrio.cl/"www.pymesdebarrio.cl La administración de Sebastián Piñera se alió con la empresa de inteligencia artificial Anastasia. ¿Por qué no hace AMLO algo similar en México? 

Y es que aparte de defender a Pemex y a la CFE de la competencia exterior, AMLO debería respaldar a los inversionistas que se la jueguen en mercados clave, más allá del petróleo y de la energía eléctrica: me refiero a la inteligencia artificial y a la ciencia de datos.

Los centennials piden no sólo becas, sino estímulos para sus proyectos emprendedores. El gobierno supone que estos proyectos de inversión, diseñados por jóvenes veinteañeros, casi no existen y por eso no los apoya, lo cual demuestra una lamentable miopía gubernamental. Así que el gobierno federal debería formar un endeavor público y ser mentor de jóvenes emprendedores de alto impacto, que propicien la innovación y la generación de empleos bien remunerados.

¿En qué rubros? En aquellos que están al margen de la industria petrolera. Viene una gran ola verde, a nivel global. Y quien no se monte en ella, será arrollada por ella. México debería competirle a los grandes fabricantes de paneles solares y de turbinas eólicas (que hoy por hoy son principalmente chinos), aprovechando el sol y el viento para generar electricidad limpia y más barata que la del carbón y el gas natural.  

Es decir, apostemos fuerte por la energía solar y eólica. No olvidemos que descarbonizar el mundo también es negocio, como lo demuestra la Agencia Internacional de Energía (AIE) y tal como lo propone el experto en economías emergentes Jeffrey Sachs a quien muchos admiramos: añadir a la empresa Pemex una ya no tan utópica empresa Solarmex. Y un punto extra: la industria de las energías renovables promete salarios altos. 

De ahí el anuncio de fuertes recursos que invertirá la administración Biden, en EUA (al menos $500,000 millones de dólares). De ahí el plan de China de "cero emisiones" para los próximos 30 años. De ahí la urgencia para que AMLO se enfoque en esta nueva realidad.

Eloygarza1969@gmail.com

OpenA