icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Joker: La Perspectiva de Alguien DañadoLunes, 14 de Octubre de 2019 08:02 p.m.

Joker (Guasón) dirigida por Todd Phillips. Uno sabe que un largometraje es algo especial cuando inspira tantas discusiones y análisis sobre el personaje. Joker cuenta la historia de Arthur Fleck (Joaquin Phoenix), un hombre muy peculiar, quien sueña con un día convertirse en un gran comediante. Arthur se ve envuelto en una serie de infortunios que lo llevan a su límite. ¿De qué será capaz un hombre cuando siente que el mundo le ha fallado?

Empezaré por el hecho de que Joaquin Phoenix es un excelente actor, y definitivamente se lució con su interpretación del personaje. Me considero muy fan del personaje desde hace varios años, y puedo decir que su interpretación me parece una de las más fieles a la esencia del mismo; excepto por su motivación. El personaje que conocemos en los cómics es más destructivo sin razón aparente. Esta versión humaniza más al personaje, haciéndolo una víctima de sus circunstancias.

Los vestuarios, la paleta de colores y la elección de apariencia para el personaje, juntos, crean un ambiente frío y hostil en el que lucha nuestro personaje principal. Conforme avanza la trama se vuelve más opaco y sucio. La excelente cinematografía, con su atinada iluminación, siempre te muestra, u oculta, lo que debe. La música cargó gran parte de las emociones de la película sin ser manipuladora y querer decirnos cómo sentirnos. 

El film está repleto de referencias y guiños hacia eventos muy populares dentro del canon del universo de Batman que los fans fieles definitivamente apreciarán.

Adentrándome en "spoilers", la historia en sí – del pobre diablo bueno para nada que se vuelve malvado por sus circunstancias – no es algo completamente nuevo. La genialidad está en como manejaron las ideas presentadas. 

La historia contada desde el punto de vista de un "narrador poco confiable" que nos muestra, repetidas veces, que tiene alucinaciones muy vívidas y nos hace tener que cuestionar ¿qué tanto de la historia que nos cuenta realmente es verdad? ¿Qué tanto de esto es cierto y qué tanto solo es como él lo percibió? Y claro, tiene un final muy ambiguo que refuerza el hecho de que todo o nada pudo ocurrir.

Una de mis mayores (y pocas) quejas viene en aquella escena en la que nos revelan que su relación con Sophie (Zazie Beetz) fue solo otra de las alucinaciones de Arthur, con un montaje de recuerdos. Fue completamente innecesario y una subestimación de la inteligencia del público. Pudo ser algo que decidieron agregar después de que algún despistado lo pidió. Pero la decisión me parece terrible.

Esta película es una de las más artísticas y bien producidas que he visto en un buen tiempo. Única y muy memorable. Definitivamente merece reconocimiento y es imprescindible de ver para los fans de Batman y de Joker. 8/10.

OpenA