icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Innovación y crisis, en broma y en serio Viernes, 21 de Junio de 2019 01:46 a.m.

Pito Pérez, promotor inmobiliario de venta directa, estaba desesperado porque con la crisis actual poca gente esta comprando casas. 

El otro día, en el buzón de su casa, apareció un tríptico promocional con el siguiente texto: “El Profesor Cura la-Dula, vidente cubano, posee poder a distancia, demostrado en todas las facetas de problemas y situaciones conflictivas. Está para ayudarle en sus problemas amorosos, incluso en situaciones de rechazo o impotencia. Protección contra el mal de ojo, en la vida privada y en los negocios, con su ayuda verá a sus enemigos de rodillas, a los competidores eliminados y lo transformará en un seguro ganador. Gracias a este asombroso secreto, hombres, mujeres y jefes estarán a sus pies. La suerte le sonreirá y conseguirá fama y dinero. Rituales especiales para futbolistas y personas que realizan trabajos de alto riesgo. Usted verá resultados en dos días, esto es definitivo y súper garantizado. Hacemos visitas a domicilio de 9 a 21 h. No aceptamos tarjetas de crédito, todo pago será en efectivo”.

Para Pito Pérez fue una gran revelación. Llamó al número del celular que acompañaba aquel texto y acordó una cita con el profesor para el día siguiente.

Tras entregar $2,000 pesos al profesor Cura la-Dula, quien era acompañado por una discreta pero muy guapa asistente, el promotor inmobiliario al borde de un ataque de nervios se frotó todo el cuerpo, empezando por la calva, con una pata de cabra disecada proporcionada por el profesor y, luego, se tomó una bebida a base de hierbas y ron barato. Cumplidos estos dos requisitos, Pito Pérez le comentó al vidente sus problemas: “Necesito vender pero ya”, resumió en solo un gran reclamo. En la penumbra del pequeño piso donde tenía lugar la entrevista, el profesor se expresaba con una gran economía de palabras y gestos. Así, dio la primera indicación de solución al problema planteado, mientras levantaba una mano y entornaba los ojos: “La gente tiene miedo, tú tienes que quitárselo. Si así lo haces, ellos comprarán”. Pito Pérez, asombrado ante tanta sabiduría, no supo que decir. Pero mejor fue el segundo consejo (previo pago de $500 pesos más solicitado por la guapa secretaria), acompañado de otro trago del brebaje mágico, le dice: “El que cambia a tiempo gana, transforma tu don”.

En aquel momento, la ayudante subió el volumen de la música de fondo. El curandero abrazó a su cliente y lo invitó a girar tres veces en el sentido inverso a las manecillas del reloj.

El bueno de Pito Pérez se sometió al tratamiento de Cura la-Dula durante dos semanas, lo que le costó algo más de $10,000 pesos. Por precaución nunca se lo contó a su esposa. Como final de esta interacción Pito Pérez no ha vendido nada, pero ya no sufre. De hecho, se la está pasando en grande. Cada día, de 9:00 de la mañana a 9:00 de la noche, atiende a personas que buscan ayuda. Para ello ha arreglado uno de los pisos de muestra de su última promoción inmobiliaria.

Se hace llamar Profesor Pérez-Ingenioso y, en lugar de patas de cabra, usa métodos, esquemas y estilos que aprendió en un curso sobre liderazgo y motivación en una escuela de negocios, más otro más sobre innovación, creatividad y espíritu emprendedor. Tras la primera charla, siempre apoyado por una presentación en Power Point, recuerda a la persona que “la innovación es la mejor respuesta ante cualquier crisis,  y que el que cambia a tiempo gana, transforma tu empresa”.

Sus clientes, grandes directivos sobre todo, hacen cola para ser tratados por este nuevo gurú de la administración, quien ha participado en diferentes foros locales, nacionales e internacionales. 

Siempre termina sus reuniones comentando lo que dijo Scott Adams, autor de la tira cómica Dilbert, la cual es un esquema de critica mordaz al estilo de trabajo en las grandes empresas: “La buena noticia es que las opciones impensables son las que ahora tienen muchas ventajas” destacando de esa manera la importancia de la innovación como factor esencial para encontrar caminos de solución para las crisis que enfrentamos.


OpenA