icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Inflamación de las articulaciones Por: Fina Ferrara Herbolaria y saludLunes, 24 de Agosto de 2020 01:11 a.m.

El exceso de azúcares y deshidratación promueve la inflamación y rigidez en las articulaciones.

Hay diversos factores que pueden provocar inflamación en las articulaciones. Una de ellas pueda ser el desgaste ocasionado por el constante uso, como sucede en el caso de los deportistas. También puede ser ocasionado por una infección, o por enfermedades de tipo autoinmunes como lo es el caso del psoriasis y el lupus. O bien por enfermedades específicas como la artritis reumatoide, osteoartritis o artrosis. Normalmente esta inflamación de las arti-culaciones viene acompañada con dolor, hinchazón, rango de movilidad reducido y rigidez.

En la herbolaria existen plantas que nos pueden servir de apoyo para reducir la inflamación, así como los síntomas del dolor. Una de estas plantas es el Harpagofito (Harpagophytum  procumbens), o comúnmente conocido como Garra del Diablo. Debido a su actividad antiinflamatoria y analgésica, la raíz de esta planta se ha utilizado tradicionalmente para dolores articulares, reumatismos, lumbalgia y fibromialgia.

Otra planta que funciona también como antiinflamatorio y analgésico en sinergia con el Harpagofito es el Parthenium, (Parthenium hysterophorus) o también conocido como HIerba del Pajarito. La Sociedad Farmacéutica de México indica su uso como analgésico, antirreumático, reumatismo articular y reumatismo muscular.

La Cúrcuma o Raíz de Azafrán se recomienda mucho para tratar inflamación y dolores de articulaciones. Su principal activo, la curcumina, ya ha sido estudiado en la clínica.  Sus propiedades anti inflamatorias de tendones y articulaciones son bien conocidas.

 El Colágeno Hidrolizado, aunque no es una planta, es una proteína que está presente en todos los tejidos y ayuda a la regeneración de cartílagos y ligamentos, renueva y vuelve a permitir el movimiento sin dolor. Tomarlo de manera regular puede servir como correctivo e incluso como preventivo.  El aceite de hígado de bacalao, es otro nutriente de fuente natural, que también ayuda a fortalecer, desinflamar, proteger y regenerar las articulaciones. Se puede tomar también como preventivo y/o correctivo.

El Jengibre (Zingiber officinale) es otra planta que ayuda a desintoxicar el cuerpo, reduce la inflamación y elimina el exceso de ácido úrico, que es también otro de los factores que puede provocar la inflamación en las articulaciones.

La alimentación es también como siempre una base para el bienestar y el buen funcionamiento del cuerpo. El exceso de azúcares en nuestra dieta puede promover la inflamación y rigidez de las articulaciones. La deshidratación también genera un desgaste a nivel articular, pues la falta de agua hace que el cartílago vaya perdiendo su elasticidad natural y poco a poco esta falta de elasticidad se ve reflejada en una falta de amortiguación, rigidez e inflamación en la articulación.

OpenA