OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Implementación de middleware pudiera ser una solución a la desinformación en plataformas tecnológicasPor: Enrique Alanis Enrique Alanis Jueves, 21 de Enero de 2021 02:00 a.m.

El consenso de reconocidos analistas es que los significativos recursos económicos de las grandes empresas de tecnología, sus presuntas prácticas monopólicas en cuestión, y principalmente el control que tienen sobre la diseminación de información política y económica, representan una seria amenaza potencial a las democracias. 

¿Cuáles son algunas de las soluciones tradicionales para evitarlo?: regulación por parte del gobierno, confiar en su autorregulación, limitar el uso que dan a la información privada, fragmentar las compañías para reducir su tamaño, e incentivar la competencia. Sin embargo, análisis preliminares estiman que ninguna de estas soluciones sería suficiente. 

La creación de un middleware, o software “mediador”, pudiera ser la respuesta. Consta en implementar un filtro de sistemas de compañías independientes ajenas a las plataformas tecnológicas, con capacidad para investigar y calificar certeza y veracidad de la información publicada, donde a su vez el usuario decide cómo y qué visualiza.

Mi análisis y prospectiva: la información o desinformación más popular en las plataformas tecnológicas sigue esparciéndose a través del gasto para publicitarla y los logaritmos establecidos por la compañía. China, Rusia, Alemania, Francia, entre otros países, han criminalizado la propagación de información falsa o el mismo gobierno la filtra y limita, lo cual quizá no es la solución más conveniente, pues otras naciones pudieran emular la práctica. 

El middleware pudiera ayudar a calificar y disminuir la errónea legitimidad de información falsa. Habrá que encontrar el equilibrio entre las atribuciones del middleware y la participación de los gobiernos para certificar y definir sus límites. El éxito se logrará cuando la información falsa sea la mínima, el usuario tenga mayor control de lo que visualiza, las plataformas tecnológicas tengan mayor responsabilidad de lo publicado, y el gobierno un mesurado involucramiento de equilibrio de facultades, lo cual protegerá y beneficiará a las democracias.

OpenA