icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Hanna nos recuerda que la prevención salva vida Por: Ana Rent En Visión MillennialLunes, 27 de Julio de 2020 02:00 a.m.

Cuando las lluvias intensas llegan, recordamos lo frágiles que somos... Con la llegada del fenómeno natural Hanna pudimos volver a constatarlo, y es que con su fuerza nos dio una bofetada.

Hemos cometido graves errores como sociedad por no cuidar nuestro medio ambiente, dejándonos exhibidos ante nuestra falta de cultura, ya que el tirar basura en las calles es un mal que no ha sido erradicado, a pesar de las cientos de campañas que hemos escuchado por décadas. 

Bastó ver el increíble trabajo del personal de Servicios Públicos de Monterrey, que en plena contingencia redoblaron esfuerzos para recolectar toneladas de basura, y pues esos deshechos no tienen patitas, no llegaron solos, sino que ciudadanos irresponsables los tiraron a su paso. 

Lo más indignante de todo, es que esos ciudadanos irresponsables que tiran basura en las calles son los primeros que saltan a quejarse cuando se registran encharcamientos e inundaciones. Así de mal estamos como sociedad. 

También quedó en evidencia la imprudencia de la gente que no entendió el peligro de la fuerza del agua, y ahí es donde uno no entiende por qué no aprender de los errores del pasado, cuando huracanes y tormentas tropicales que han azotado a Nuevo León han provocado tragedias, se supone que nos deben de servir como referencia para extremar precauciones. 

Ante las crisis provocadas por fenómenos meteorológicos lo importante es actuar con prudencia, y también seguir las indicaciones de las autoridades, estar muy atentos a los avisos oficiales y recomendaciones, ya que la prevención sí salva vidas. 

En Nuevo León ya hemos vivido historias donde las tormentas y huracanes han arrancado vidas, y también a su paso han dejado daños materiales, es por eso que en estos momentos debiéramos ser prudentes y cuidarnos. Debemos de enfocarnos a nutrir la cultura de la prevención, definitivamente eso nos ayudaría para enfrentar con mejores resultados este tipo de contingencias en un futuro.

Estos fenómenos meteorológicos nos hacen recordar los momentos oscuros que se vivieron en nuestra tierra con los históricos huracanes Gilberto y Alex, y también nos dan la oportunidad de mejorar como comunidad, ser más responsables, y ser más prevenidos. 

Ante la llegada de Hanna las autoridades alertaron a la población: "si no es necesario salir, no salga", pero tristemente muchos hicieron caso omiso, porque se les olvidó que ante la fuerza de las corrientes de agua cualquiera es frágil. 

Sigamos tirando basura, sigamos ayudando conscientemente a la contaminación, sigamos siendo irresponsables y como respuesta tendremos a más Gilbertos, más Alex, más Fernands y más Hannas.

Es importante de una vez por todas que entendamos que siendo ciudadanos responsables y cuidando de nuestras calles podremos evitar tragedias, que prioricemos la cultura de la prevención, que seamos una comunidad de altura que puede reaccionar de forma organizada y puntual ante los fenómenos meteorológicos.

Aunque se lea duro es real: La imprudencia lleva a que algunos hagan caso omiso de las recomendaciones de las autoridades, así se desencadenan situaciones de riesgo que lamentablemente en muchas ocasiones terminan costando vidas. 

Si no es tan difícil ser prudentes, seguir indicaciones, estar atentos, no arriesgarnos, extremar precauciones, pero a veces por llevar la contra nos topamos con tragedias, y de verdad qué necesidad de que ocurra eso, cuando si nos organizamos y somos responsables juntos sociedad y gobierno podemos librar 1,000 batallas
OpenA