OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Guerra tecnológica EUA-China en Latinoamérica. Por: Enrique Alanis Carrera por el ImperioMiércoles, 10 de Marzo de 2021 02:00 a.m.

La infraestructura y tecnología 5G promete un avance significativo de la velocidad, eficiencia, exactitud, capacidad y disponibilidad de señal de Internet para múltiples soluciones que van desde la realidad virtual, manejo autónomo de vehículos, e inteligencia artificial. Los líderes mundiales del desarrollo de dicha tecnología son China y EUA.

China, a través de la empresa Huawei, es el país que más ha generado documentos técnicos de estándares y patentes para la tecnología 5G. Su avance ha sido rápido, así como sus esfuerzos de venta a nivel internacional, sobre todo en los países que forman parte de su iniciativa Belt and Road. EUA, junto con países aliados, han procurado limitar y prohibir la implementación de la tecnología 5G china en sus países y a nivel internacional.

América Latina se encuentra aún en una etapa preliminar, solamente un par de países, entre ellos Brasil y Uruguay, han comenzado pruebas al ofrecer de manera limitada el servicio. Analistas estiman que para 2022 habría apenas 15 millones de conexiones en la región, con un pronóstico de 62 millones en 2025; es decir, aproximadamente un 10% de la población.

Mi análisis y prospectiva: Tanto China como EUA y países aliados desean convertirse en el referente y estándar de la tecnología 5G, que soportará múltiples innovaciones tecnológicas en el futuro. Además del aspecto comercial, una de las razones principales y de mayor preocupación es el control de toda la información que pasará y se concentrará en dicha red, lo cual representa un alto riesgo potencial de espionaje, vulnerabilidad y seguridad.

Hasta ahora, los países de América Latina han procurado mantener una política de neutralidad en la intensa y creciente competencia entre EUA y China. No obstante, 2021 puede ser un año decisivo para la región, ya que la mayoría de los países comenzarán con los procesos de licitación para la construcción y disponibilidad de infraestructura 5G.

China mantendrá un acelerado desarrollo y continuará ofreciendo atractivos planes de bajo costo para ganar licitaciones e implementar su tecnología en todos los países donde sea posible, con el fin de internacionalizar y estandarizar su tecnología.

La influencia de EUA en América Latina es significativa aún; por ejemplo, aproximadamente el 80% de las exportaciones de México tienen como destino EUA. Sin embargo, China ha incrementado su presencia también, y para algunos países, como Brasil, China es ya su principal socio comercial. Los países de América Latina son países en desarrollo que privilegiarán una decisión basada en costo, no obstante, para aquellos países con una cercanía y marcada dependencia de EUA, la decisión de largo plazo será más compleja y se deberá considerar los efectos colaterales de la relación y cooperación. Mientras exista desacuerdo entre las tecnologías 5G de China y EUA, el riesgo de incompatibilidad y escisión tecnológica en América Latina es previsible, y al final, ya sea la tecnología de uno u otro, controlará la señal y el flujo de la información en la región.

OpenA