icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
¡Gracias, fotógrafos!Jueves, 6 de Junio de 2019 00:59 a.m.

No sé ustedes, pero muchas de las cuentas que sigo en Instagram son de fotógrafos y siempre que se publica una foto que llama mi atención, buscó de quién es y si está en esta red social para seguirlo y conocer más su trabajo.

El valor monetario, pero sobre todo, simbólico que puede tener una imagen que perdure el paso del tiempo es incalculable. Por ejemplo, ¿qué hubiera sido de la corona española si no hubiera contratado a Diego Velázquez para ser su pintor de cabecera? Él dedicó gran parte de su trabajo a inmortalizar la vida y obra de Fernando IV. Sin su talento y el hecho de haber sido el pintor de cámara de la corte, no tendríamos Las meninas, una de sus piezas más famosas.

Años después, y gracias a la evolución tecnológica, los pintores fueron sustituidos por fotógrafos, quienes con su lente captan lo que pasa en el mundo, desde hechos políticos, desastres naturales, guerras, paisajes, hasta presentaciones de celebridades, retratos de la realeza y crónicas visuales de espectáculos o lugares.

Recientemente un recorrido con la lente de Jean Marie del Moral ha inmortalizado las salas y pasillos del Museo Nacional del Prado a dos siglos de su creación. En este caso, una buena sesión de fotos ilustra una buena crónica publicada en la prensa española.

Otro caso que vale la pena destacar es el de la dupla Marie Colvin y Paul Conroy, reportera y fotógrafo durante la guerra en Siria en 2012 (si no conocen la historia, les recomiendo ver la película A private war). Es probable que los textos de Colvin no hubieran tenido el mismo impacto en los lectores sin las imágenes capturadas por su compañero. El trabajo de uno, se complementó con el otro.

Los fotógrafos, sin duda, tienen un papel fundamental en la sociedad y prueba de esto es que así como hace siglos la realeza tenía sus pintores, ahora es gracias al lente de Alexi Lubomirski o Chris Jackson (por mencionar dos ejemplos), que nos llegan las mejores imágenes de las bodas reales o de los bebés de la casa británica. El mismo Barack Obama tuvo un fotógrafo de base, Pete Souza, mientras habitó la Casa Blanca y fueron esas fotografías las que nos dieron una cara distinta de la figura presidencial.

A nivel local también podemos ejemplificar este punto: hace apenas unos días se presentó el libro San Pedro Garza García, de Yvonne Venegas. En éste -de forma literal- se retrataron a algunos de los personajes más importantes (por su estatus económico, político o social) del municipio. A través del lente de la fotógrafa tenemos la oportunidad de “entrar” a su casa y conocerlos un poco (si les interesa, el material ya está disponible en las librerías).

Se acaban las líneas disponibles en este espacio y podría seguir hablando de más y más ejemplos de fotógrafos que nos muestran el mundo con su trabajo. Les dejo tarea para que conozcan (y reconozcan) el trabajo de algunos profesionales y amateurs de la cámara que tenemos en la ciudad: busquen las imágenes citadinas que tienen los chicos de Borde Film Lab y si se animan, desempolven sus cámaras análogas y apúntense a alguno de los recorridos que hacen por la ciudad para “tirar rollo”.


OpenA