OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Ginkgo bilobaPor: Fina Ferrara Herbolaria y saludLunes, 15 de Marzo de 2021 02:00 a.m.

El Ginkgo biloba es de origen asiático (China, Corea y Japón). De acuerdo con restos fósiles encontrados en Irán y España de 220 y 150 millones de años respectivamente, la existencia del Ginkgo biloba en el planeta dataría del período Jurásico, es decir, este árbol tal y como lo conocemos hoy en día, convivía con los dinosaurios. 

En el libro de medicina más antiguo que se conoce (Pen Ts'ao), el emperador chino Shen Nung ya hacía referencia a sus bondades tónicas para el corazón y el pulmón. Los monjes budistas de China lo adoptaron como árbol sagrado. Debido a las propiedades terapéuticas conferidas a sus hojas, en Oriente se empleó como moneda de intercambio entre comerciantes. 

Las principales acciones terapéuticas inherentes a esta especie están centradas en su actividad circulatoria, antiagregante y antioxidante. El Ginkgo biloba es una de las medicaciones más prescritas en el área de la geriatría. 

Se recomienda especialmente en casos de trastornos globales de la circulación cerebral que afecten el área cognitiva, incluyendo arteriosclerosis y la enfermedad de Alzheimer. También se emplea en patologías oftálmicas o auditivas relacionados con trastornos de la microcirculación como la retinopatía, el glaucoma, el vértigo y el tinnitus. Así como en procesos mórbidos que afecten la circulación de miembros inferiores y celulitis. 

La actividad circulatoria cerebral de este extracto se centra en su capacidad antioxidante, lo que lo hace de mucha utilidad en casos de riesgos coronarios y cerebrovasculares. Es ampliamente utilizado para mejorar la memoria en personas mayores, reducir los riesgos e incluso mejorar las condiciones de pacientes con demencia senil y Alzheimer. 

En geriatría los resultados favorables suelen ser evidentes hacia la tercer o cuarta semana, recomendándose hacer tratamientos durante tres o cuatro meses, alternando períodos de descanso. En enfermedad de Alzheimer la dosis suele duplicarse. 

Al igual que otros tejidos del sistema nervioso central, la retina es susceptible al daño por procesos oxidativos que resultan en varias enfermedades como la degeneración macular, la retinopatía diabética, el glaucoma, la enfermedad retiniana producida por oxidación ligera, desprendimiento de retina, entre otras enfermedades. 

El Ginkgo biloba es una planta medicinal con excelentes propiedades antioxidantes cuyos efectos se han demostrado en varios procesos degenerativos, incluidas las enfermedades de la retina asociadas con la neurodegeneración. 

Como dato curioso, el ejemplar viviente de Ginkgo biloba más antiguo que se conoce se encuentra al norte de Seúl (Corea) con una antigüedad cercana a los 11 siglos. Mide 61 metros de altura y 17 metros de circunferencia en la base del tronco. 

OpenA