OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Entre mentiras y crédulosPor: Andrés Vásquez Opinión y PropuestaJueves, 11 de Marzo de 2021 02:00 a.m.

Segunda parte

Estimado Lector, continuando con nuestra reflexión de la semana pasada, estamos enumerando dichos que han aparecido en redes sociales y que las personas han creído. La selección y los paréntesis, son míos.

3. “(...) Qué tal el jet privado donde viaja su nuera y su hijito? (...) (el Presidente) le puso una empresa millonaria de la nada a sus hijitos, en un año ya la tenían montada, su ranchito de millones cerca del Tren Maya (...)”. Estimado lector, ¿sabe qué representarían estas afirmaciones en caso de ser ciertas, en caso de poder comprobarse..? ¡un hitazo! ¡Un golpe demoledor a la credibilidad del Presidente y su gobierno, cuya principal bandera es el combate a la corrupción y la eliminación de los privilegios. En esta columna hemos sostenido que lo mejor que le puede pasar a nuestra democracia, es que frente a un gobierno fuerte, se plante una oposición igualmente fuerte que señale los presuntos excesos del poder y, sobre todo, que los compruebe. Para el bloque opositor, demostrar públicamente que uno de los hijos del presidente se da vida de rey a costa del erario, o que el propio primer mandatario les montó a sus hijos una empresa con dinero mal habido, causaría una indignación tal que en las próximas elecciones, Morena estaría liquidada. De ser cierto, se le está haciendo tarde a la oposición para mostrarle a los mexicanos las pruebas de estos excesos; y para solicitar que se proceda legalmente contra quien resulte responsable. Pero que sepamos, no es el caso, no hay denuncias presentadas y por lo menos en las fuentes periodísticas serias que se han consultado, no se ha encontrado información veraz al respecto.

4. “(...) Es triste ver algunos memes de Peña Nieto, donde dice ‘yo sí robaba y me daba la vida de lujo, pero ya los tendría vacunados’ (...) y es triste que este gobierno nos lleve a decir ‘¡Ah caray, a lo mejor sí!(...)’. Personalmente, no he visto dichos memes; pero no dudo que existan. Por un lado, no cabe duda que el avance de México en la vacunación no ha sido el esperado. Según fuentes oficiales, al día 2 de marzo pasado, se habían aplicado poco más de 2 millones 583,000 vacunas, lo cual representaba dos tercios de las vacunas recibidas que para ese día eran poco más de 3 millones 830,000; pero llegando apenas al 1.56% del total de la población. Pero por otro lado, es bien sabido que los mexicanos tenemos memoria de corto plazo, y probablemente ya se ha olvidado que fue en el sexenio peñista cuando la corrupción se desató como no habíamos visto en las últimas décadas. Con escándalos de corrupción a nivel federal que implican $8,000 millones de pesos como la Estafa Maestra, con gobernadores que se dedicaron a saquear hasta el extremo las arcas de sus estados; a los que dejaron en quiebra y endeudados por varios años, destacando el caso del exgobernador de Veracruz, bajo cuyo gobierno se llegó al extremo de sustituir las quimioterapias de niños con cáncer, por agua simple, ya que presuntamente ¡hasta eso se robaron! Objetivamente, nada nos hace pensar que “estaríamos mejor con Peña Nieto”. El actuar de este gobierno deja mucho que desear en cuanto a velocidad y alcance de la vacunación, pero suponer que estaríamos mejor con quien parece que prefería voltear para otro lado, antes que aplicar la ley a quienes desfalcaban al país, es francamente una dolosa y mezquina mentira.  

OpenA