OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Entre mentiras y crédulos Por: Andrés Vázquez López Andrés Vázquez LópezJueves, 4 de Marzo de 2021 02:00 a.m.

PRIMERA PARTE

Hace unos días platicaba con un buen amigo y llamó mi atención el hecho de que estuviera tan mal informado y basara su opinión en imágenes o dichos de Facebook. Antes de comentar, aclaramos, que ni defendemos ni atacamos a nadie, simplemente llamamos la atención sobre la desinformación y sus consecuencias. Dicho lo anterior y omitiendo las mentadas, parte de las cosas que él me comentaba –y cito textual– son las siguientes:

Los paréntesis y la selección, son míos.

1 "(...) El presidente quiere desaparecer el INAI (...)". No hay que confundirse entre el INAI y el derecho que dicha institución busca garantizar. Es público que al presidente no le gusta el "exceso de organismos autónomos" con cargo al erario. Visto desde esa perspectiva y con estricto sentido administrativo, tiene razón. El INAI es un intermediario entre el ciudadano y alguna dependencia a la que se le ha formulado una pregunta; ¿por qué no mejor deshacernos del intermediario y establecer la obligación a todas las áreas y dependencias del gobierno, en todos sus niveles; de responder a las dudas de los ciudadanos? Nos ahorraríamos tiempo, dinero y esfuerzo. Quizá el INAI deba ser una estructura pequeña de supervisión, que garantice que las dependencias respondan y que sancione el incumplimiento. Pero francamente no se requiere una pesada estructura burocrática que cuesta tan sólo este año, poco más de $900 millones de pesos y cuyas funciones perfectamente podrían ser trasladadas a las dependencias ya mencionadas. No sabemos si el presidente quiere "cerrar el INAI" o no; pero no parece tan mala idea si representa ahorros para nuestro país y sobre todo si se puede garantizar el derecho de acceso a la información pública, utilizando la infraestructura que ya existe.

2 "(...) Este gobierno tiene cara de mediocridad, proyecta una imagen mediocre y pobretona del país (...)". Bueno, aquí se trata más bien de la opinión particular de alguien, muy respetable. Pero nos lleva a la siguiente reflexión: ¿Es México un país pobre? Sí. Entonces ¿debe el gobierno de México dar una imagen de riqueza o de pobreza? Nos parece que ni lo uno ni lo otro. Dentro y fuera de nuestro país, es sabido cuán rico es México y también cuán pobre. Entonces el gobierno debe dar una imagen de eficiencia en la atención a los problemas que nos aquejan. Nadie quiere un gobierno que gasta en un avión impagable y al parecer invendible; en el que el presidente en turno viaja con 400 invitados, entre ellos su esposa y sus hijos; así como muchos empresarios y sus familias a "representar" a nuestro país en las cortes europeas y a costa del erario. Pero eso ya ocurrió y no hace tanto. 

Habría que comparar con serenidad y darnos cuenta que el Ejecutivo federal de un país como el nuestro sí requiere por seguridad y eficiencia de un avión presidencial, pero no de un "Palacio volador".  Según El Economista de España; nuestro país cuenta con el avión presidencial más caro del mundo, con $600 millones de dólares (mdd), mientras que países como Rusia invirtieron 

apenas $50 mdd; Brasil $81 mdd, Italia $90, Alemania $238, Francia $240, Japón $300 e incluso Estados Unidos y su famoso "Air Force One" con un costo de $325 mdd. Por otro lado, que el presidente viaje en vuelos comerciales representa un riesgo a la seguridad nacional de nuestro país. Deshacerse del avión presidencial que compraron Calderón y Peña está bien; pero que el presidente viaje en vuelos comerciales, no.  

OpenA