OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Entendamos la libertad (frente al Covid) Por: Yanill Brancaccio Olmos La JirafaMartes, 9 de Febrero de 2021 00:00 a.m.

Son dos requisitos, dicen los que saben de estos temas de filosofía humana, para entender la libertad. Por un lado, está la responsabilidad y por otro el compromiso. Esta Jirafa con inclinaciones pedagógicas siente la necesidad de explicar estos tres temas, dadas las actuales circunstancias alrededor del Covid.

Por un lado, el concepto de libertad (su realidad y todo lo que ella implica) no se refiere, a nuestro juicio, a HACER LO QUE SE NOS PEGUE LA GANA. Se trata, principalmente, de entender QUÉ somos, CÓMO somos, HACIA DÓNDE vamos y, de manera primordial, saber que somos más que nada un QUIÉN; es decir, somos PERSONAS. 

Este ser persona no sólo nos remite a vivir para nosotros. Nos obliga a vivir con y para los demás. Decía un filósofo por ahí que es una falacia afirmar que "tu libertad termina cuando empieza la mía", más bien la afirmación correcta debe de ser: "tu libertad es condición para la mía. Soy libre en la medida en que me limito para que tú seas libre". En otras palabras, "tu libertad no es mi límite, sino mi meta".

Así las cosas, acotando este tema a nuestra realidad "covideana". Debemos insistir que el uso libre o no del cubrebocas, el salir o no a la calle, el que nos preocupe el desarrollo de la economía y el mantenimiento de los trabajos resultan, todos ellos, actos profundamente libres, si es que estoy CONSCIENTE de que usar el cubrebocas o no, salir a la calle o no, generar trabajo o no, me impacta no sólo a mí, sino también a mi entorno.

Seré responsable y, por lo tanto, libre, en la medida en que entienda que afecto a los demás con mis acciones. Y en la medida en que asumo que debo de buscar no solo mi propio bien sino el de los demás: uso cubrebocas no por gusto. Ni siquiera porque no quiero que me infecte el virus; sino porque no quiero ser factor para que los demás se infecten. Salgo a un restaurante con la intención de generar economía, no sólo por el gusto (o porque quiero y puedo) salir a un restaurante. Abro mis oficinas para que mantener empleos y lograr que las familias de mis colaboradores sigan teniendo garantizado su ingreso; no porque solamente busco mi bien particular como empresario.

De ahí la importancia y la consecuencia del compromiso.  Me comprometo conmigo y con los demás (ejerzo de manera plena mi libertad) cuando si no tengo que salir a la calle no salgo. Si tengo que salir me protejo para proteger también a los demás. Si abro mis oficinas lo hago con todas las medidas sanitarias necesarias (y hasta exageradas). Si voy a un restaurante lo hago para fomentar la economía y con todos los cuidados que esto deberá suponer. Etc.

Libertad, responsabilidad y compromiso van de la mano. Y, en definitiva, hay que buscar los medios para lograr que esa "normalidad" (que llegó para quedarse) sea lo más "normal posible". No se trata de vivir con miedos. Se trata de plantear soluciones. Se trata de encontrar nuevos caminos para que la convivencia se dé en la medida de los posible, para que los trabajos se mantengan, para que la economía siga viva, porque sin vida no se da lo demás.

Entendamos, pues, la libertad no de manera fragmentada. Pues no estamos hablado de una característica eminentemente humana que sólo me remite al HACER, sino que principalmente se afirma y confirma en el SER: eso que SOY para mí y para los demás.

Esta Jirafa filosófica seguirá atenta.

Email: editorialres.de.la.jirafa@gmail.com

Instagram: @Soy_la_jirafa

Twitter: @soy_la_jirafa

OpenA