icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
En riesgo la libertad de los nuevoleoneses Por: Ana Rent En Visión MillennialJueves, 2 de Julio de 2020 02:00 a.m.

Aunque al inicio de la pandemia del COVID-19 corrían rumores de que se implementarían castigos a quienes no cumplieran la cuarentena y que también se detendría a quien no utilizara cubrebocas, muchos creíamos que la autoridad no llegaría a ese punto. Es que a lo largo de estos meses hemos detectado la delgada línea entre el cuidado y el coartar libertades de los derechos humanos.

Hace unas semanas poníamos sobre la mesa el tema de que los gobiernos trataban de implementar el control de la población, solo que en ese entonces las leyes y los derechos seguían siendo los mismos, no habían cambiado, sin embargo hace unos días realizaron modificaciones.

Desde hace semanas planteábamos que algunos gobernantes pretendían beneficiarse de la crisis del Coronavirus para así adquirir más poder y coartar las libertades de la ciudadanía, y bueno, pues ya lo están haciendo, y eso se llama control.

Nos presentaron los conceptos de Nueva Normalidad y Nueva Realidad, mismos que son hasta tramposos. La cuestión era que la autoridad buscaba acostumbrarnos a un nuevo entorno más dictatorial, donde se coarten las libertades, diciendo que cuidan nuestra salud, pero la trampa aquí es que se trata de control poblacional, una auténtica dominación del Estado sobre el individuo.

El pasado lunes el titular de la Secretaría de Salud de Nuevo León, Manuel de la O, informó en rueda de prensa que se había reformado el Código Penal, y que con esto se elevaba a delito la conducta de una persona que a sabiendas de que padece una enfermedad grave o transmisible contagie a otras, y que hiciera caso omiso a su aislamiento.

El funcionario dijo que entraba en vigor a partir del día siguiente, es decir, el martes.

La traducción es así: En Nuevo León ya estáconsiderado como delito si una persona que sabe que tiene COVID-19 pone en riesgo la salud de los demás y también si no cumple con el aislamiento correspondiente. Podría ser procesado penalmente, castigado con una multa económica de hasta $34,750 pesos y hasta 3 años de cárcel.

Y bueno, eso no fue todo, porque ayer comenzóa circular en redes sociales un video donde se observa a una mujer que fue detenida por elementos de Fuerza Civil en la Estación Cuauhtémoc del Metro, esto debido a que no llevaba bien puesto su cubrebocas.

Sin embargo, lo más lamentable del hecho es el exceso de fuerza que los elementos aplicaron contra una mujer, incluso fueron criticados porque eran tres uniformados contra la fémina. También en el video un agente de Fuerza Civil y un empleado de Metrorrey aparecen con su cubrebocas mal puesto, ya que llevaban expuesta su nariz, entonces, esa acción es totalmente incongruente.

Después de que el video se hizo viral, circularon versiones de que la mujer había sido detenida porque no llevaba cubrebocas, pero en la grabación se observa que ella sí lo traía puesto. Y bueno, fuese de una forma u otra, aquíla gran pregunta es si ya se hicieron reformas a la ley para que la autoridad lleve a prisión a los ciudadanos que no lleven puesto su cubrebocas, porque parece que no. ¿Entonces se trata de una ilegalidad?

Por supuesto que el tema de la pandemia es sumamente serio y preocupante, pero debemos estar muy atentos a que las autoridades del Gobierno de Nuevo León no estén cometiendo actos de abuso, porque si nos basamos en sus acciones, lo único que podemos pensar es que su objetivo es imponerse y atropellar los derechos y garantías de la población, dando paso asía un control donde no se respeten las libertades de los ciudadanos.


OpenA