icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Emociones ante la nueva realidad Por: Armando Arias Hernández AmbulandoMiércoles, 5 de Agosto de 2020 00:11 a.m.

Resulta imposible separar los componentes del ser humano, que aún con fines de estudio y análisis, no pueden ser comprendidos si no se ven desde una perspectiva holística, que abarcan la existencia completa manifiesta en cada actuación de la existencia de la persona que es en ese acto cuerpo, mente, espíritu, potencia, esencia y existencia, substancia y accidentes, con todas sus implicaciones y complicaciones que el devenir del tiempo y el espacio, arena de la existencia, le ponen enfrente.

El impacto de la realidad que hoy experimentamos también se manifiesta en cada persona y en cada componente de su ser. Si la pandemia trajo consigo falta de empleo y por consiguiente de ingresos económicos, tenemos ante nosotros la necesidad de encontrar formas diferentes de allegarnos lo necesario, dentro del marco de valores que nuestra cultura observa. Si el virus nos ha traído enfermedad y no hay todavía cura comprobada, podemos prevenir y tratar de recuperar la salud. Si la muerte ha llegado a alguno de nuestros círculos, podemos afrontar sus consecuencias y recobrar la capacidad de prosperar en la dificultad y la pérdida. Si el cambio ha llegado como una explosión que con su onda expansiva ha dejado a su paso desolación, sorpresa y caos, podemos buscar comprender, procesar y reconstruir con lo que tengamos al alcance, luego de ponernos a salvo.

Pero lejos de sólo ser una recomendación sacada de un libro de texto, este mensaje pretende ir más allá. El mundo entero transita por esta pandemia y sufre cambios en su vida, en su economía y en su statu quo. Hace un par de décadas visité Guatemala, tierra de innumerables bellezas naturales y de gente buena, con tradiciones arraigadas y una cultura rica en costumbres, formas de vida y alimentos. Aquel país centroamericano es conocido por su participación en el cultivo del café y su economía se beneficia de esto en cierta medida, por lo que es importante revisar estos indicadores diariamente. En las páginas de finanzas de uno de sus diarios escritos, descubrí el cuadro de indicadores del café, el precio del quintal y sus cotizaciones. Hoy hacemos algo similar porque nuestra vida y nuestra existencia dependen de entender cómo están los indicadores de la pandemia y como se comparan a otros países o incluso estados dentro de México.

Pero no podemos afrontar humanamente el cambio, la tragedia, el caos sin involucrar las emociones que son inherentes a la configuración de cada persona. En un canal de YouTube de Simon Sinek, famoso escritor inglés enfocado en temas de liderazgo, mercadotecnia, filosofía del trabajo, pude ver un clip en el que Sinek conversa con Andrea Garfield, CEO y fundadora del Awesome Institute. En la conversación le pide a Andrea que le ayude a entender sus emociones, hoy que han transcurrido cuatro meses de la pandemia. Garfield le pide que sea consciente de lo que está sintiendo para luego intentar entenderlo y experimentarlo y después controlarlo. Esa conversación es ilustrativa de lo que tal vez estemos viviendo, cada uno en su propio experimento de la realidad.

No es posible evadir las emociones ni los sentimientos, pero es posible comprenderlos, procesarlos y controlarlos como parte de la experiencia holística que atravesamos y sin la cual no podremos continuar el camino hacia la nueva realidad. Sentirse desanimado, triste o temeroso del futuro es entendible y esperado en estas circunstancias, pero también es imperativo procesar aquello para no sucumbir y poder continuar reaccionando a los retos que hoy tenemos enfrente. Esta es la liga de ese clip que vale la pena ver: shorturl.at/hIXY4

OpenA