OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
El Sínodo por una Iglesia SinodalPor: Padre Francisco Gómez Hinojosa Siete PuntosJueves, 14 de Octubre de 2021 02:00 a.m.

1. Los sínodos de los obispos en la Iglesia católica son reuniones periódicas, aproximadamente cada dos o tres años, en las que participan representantes de las conferencias episcopales de todo el mundo, con el objetivo de asesorar al Papa en algunas cuestiones importantes para la evangelización. Sus asambleas pueden ser ordinarias o especiales, cuando se enfocan en alguna región del mundo, como lo fue en 2019 con la Amazonía. Después de los trabajos sinodales se publica un documento, ...

2. ... una Exhortación Apostólica Postsinodal, firmada por el Papa y que recoge los aportes de los sinodales. Pues bien. El pasado fin de semana inició el proceso sobre el Sínodo por una Iglesia Sinodal, que se prolongará hasta 2023. Esta experiencia está llamada a ser un parteaguas en la historia de la Iglesia Católica, pues se pretende desatar una consulta jamás intentada, pidiendo a los 1,300 millones de católicos que se expresen sobre el futuro de la Iglesia. La deliberación se iniciará en cada diócesis, para pasar a los países...

3. ... y las regiones continentales, hasta llegar a una gran síntesis que servirá, en 2023, para analizar el documento final y ofrecerle propuestas puntuales al papa Francisco. Como lo han mencionado algunos especialistas, no estamos ante una democratización formal de la Iglesia católica –Bergoglio tendrá la última palabra pues el sínodo es meramente consultivo–, pero sí ante un proceso que, de tener éxito, podrá convertirse no sólo en un método de trabajo, sino en una forma de pensar y vivir la comunidad eclesial.

4. Recordemos que la palabra "sínodo" proviene, de acuerdo a su etimología, de dos términos griegos: syn –reunión– y hodos –camino–. Siempre se ha traducido, entonces, como un caminar juntos, un ponerse en marcha, pero de manera comunitaria. La expresión denota dinamismo y unidad, movimiento y consenso, caminar, pero de la mano con los demás, no adelante ni atrás de ellos, y rechaza, por lo mismo, el inmovilismo y la división, fenómenos muy frecuentes no sólo en la Iglesia Católica sino en la sociedad. Ante este nuevo proceso: ...

5. ... "¿Estamos preparados para la aventura de este viaje? ¿O nos da miedo lo desconocido, prefiriendo refugiarnos en las excusas habituales: ´es inútil´ o ´siempre lo hemos hecho así´?", preguntaba Francisco de Roma en la misa con la que abrió el proceso sinodal. Insistió en que "no podemos quedarnos encerrados en nuestras certezas, y necesitamos escucharnos los unos a los otros". Obvio que, para una institución como la Iglesia católica, símbolo del conservadurismo, la rigidez jerárquica...

6. ... y la escasa transparencia, el proceso sinodal será no sólo una bocanada de oxígeno que le permita respirar al cuerpo eclesiástico tan enfermo, sino una oportunidad para recuperar la autoridad moral que ha perdido, sobre todo por los recientes escándalos a causa de los abusos de menores, y de la distancia que ha tomado con personas homosexuales y divorciados vueltos a casar, entre otros disensos. Será interesante saber lo que opinan quienes han sido rechazados en tantas ocasiones, y que buscan estar dentro de la comunidad católica.

7. Cierre ciclónico. Antier 12 de octubre me dije: ¡qué curioso! Desde Palacio Nacional se exigieron disculpas a España y al Vaticano por los agravios infringidos a nuestros pueblos originarios hace 500 años, pero no se le reclama lo mismo a EUA, por las vejaciones que nos han impuesto los últimos 200 años, como obligarnos a ser su muro contenedor de migrantes en el sur, por mencionar sólo la más actual. Claro, en el rancho diríamos que el miedo no anda en burro, y en la academia que son cuestiones de refinada geopolítica. ¡Qué curioso!

papacomeister@gmail.com

OpenA