OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
El reto de Jesús Por: P. Alejandro Ortega Trillo Alejandro Ortega TrilloLunes, 22 de Febrero de 2021 02:00 a.m.

Los retos están de moda. Muchos "bloggers", "influencers", artistas y deportistas lanzan exitosamente desafíos en sus redes sociales. Siglos atrás, Jesús –el "influencer" más grande de la historia– empezó su predicación lanzando un reto: "Arrepiéntanse y crean el Evangelio". Tal como Jesús lo enunció, el reto concatena ambas acciones: para creer es preciso arrepentirse. Pero ¿qué significa arrepentirse? ¿De qué tenemos qué arrepentirnos para poder creer? 

Nuestra idea de arrepentimiento nos lleva casi siempre a las faltas de pensamiento, palabra, obra u omisión. Pero los evangelistas, cuando hablan de arrepentimiento, utilizan una palabra griega de connotación un tanto diferente: "metanoéite", que cabe traducir literalmente como "cambiar mentalidad".

En el contexto actual de una mentalidad predominantemente secularizada, pragmática y racionalista, el Evangelio de Jesús sobre Dios, sobre nosotros mismos, sobre los demás, sobre el mundo, sobre la religión, resulta tan inédito y sorprendente que para aceptarlo necesitamos "arrepentirnos"; es decir, cambiar radicalmente de mentalidad.

El reto consiste en cambiar, por ejemplo, una mentalidad calculadora e individualista por una más generosa y comunitaria; una mentalidad juzgona y condenatoria por una más comprensiva y misericordiosa; una mentalidad de perpetuas dudas y escepticismos por una de sencillas certezas de fe; una mentalidad moralista y codificadora por una fundada en el amor y el seguimiento de Cristo; una mentalidad miedosa y supersticiosa por una de confianza filial y abandono en Dios. 

Evidentemente, también nuestros pecados piden un arrepentimiento: una mentalidad nueva para comprender su verdadera esencia de actos "antiamor" contra Dios, los demás y nosotros mismos; pero sin perder jamás la perspectiva de Dios, que llega a entretejer con ellos los lazos más bellos de nuestra relación con Él.

OpenA