OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
El regreso a clases :Tercera parte Por: Óscar Tamez Política e HistoriaViernes, 23 de Julio de 2021 02:00 a.m.

Está programado el retorno a clases presenciales en las aulas para el inicio del ciclo escolar 2021-2022, es lo ideal, lo mejor para la comunidad educativa. La decisión no depende de nosotros, ni del gobierno; está en manos –si las tiene– del bicho y su tercera oleada.

No tenemos opciones para la educación, la escuela virtual es un lujo cancelado para las familias mexicanas, incluidas las nuevoleonesas.

La pasada columna Política e Historia escribí estadísticas sobre el problema educativo en Nuevo León donde se valida la educación presencial urgente, sin que por ello ceguemos la realidad de las condiciones en la infraestructura y la base laboral docente.

De no haber clases presenciales, los más de 1 millón 081,448 menores en edad de educación preescolar y primaria están condenados a un año más de rezago. La educación no es más importante que la vida. Ponerla en riesgo no se justifica, pero vivir en la ignorancia es vivir muerto en cultura, sin oportunidades de movilidad social.

Crecería el analfabetismo y analfabetismo funcional, la crisis por falta de educación formal se acentúa en quienes viven en media pobreza, pobreza o marginación.

De no haber clases presenciales, éstas serían por televisión y/o por Internet, claro, está la simulación de entregar materiales impresos a los alumnos. Simulación porque tampoco los maestros tienen las condiciones económicas para pagar miles de pesos en fotocopias. Hay que decirlo, tampoco tienen el perfil para suponer que la mayoría son capaces de redactar manuales que favorezcan el autodidactismo en sus alumnos.

El Censo 2020 desnuda el tercer mundo tecnológico en el cual vivimos, exhibe nuestras miserias y la ausencia de políticas públicas reales y plausibles en materia de educación y TIC´s.

En México hay 35 millones 156,897 viviendas habitadas en el país; de ellas, 268,863 no disponen de energía eléctrica. En Nuevo León equivale a 1 millón 654,199 viviendas habitadas; de las cuales, 2,849 no tienen energía eléctrica. Al total de alumnos en educación básica descuente casi 3,000 –mesurados– que no podrán ver televisión o Internet.

Inegi dice que el municipio nuevoleonés con mayor número de casas sin energía eléctrica es China, con el 3.74% de hogares sin el servicio; seguido por Higueras, con el 2.94%, e Iturbide, con 2.81% en el mismo caso.

Aun con electricidad, no hay certeza de educación virtual. En México existen 3 millones 037,597 que no tienen televisor (8.64 por ciento). La cifra sin televisor en Nuevo León es de 69,796 (4.21 por ciento). Reste 70,000 alumnos que no podrán tomar educación virtual.

Zaragoza es el municipio con peores condiciones en este indicador, 28.45% de los hogares carecen de televisión; seguido por Iturbide, con 15.72%, y Doctor Arroyo, con 14.26 por ciento.

Sin internet hay en el país, 16 millones 759,617 hogares (47.67%); esas cifras en la entidad alcanzan 497,059 hogares habitados (30.04 por ciento). Tenemos más de 788,556 hogares sin Internet, considere 550,000 alumnos sin posibilidad de la mejor educación virtual posible, incluya entre ellos a maestros.

Rayones cuenta con 95.59% de hogares sin Internet, seguido por Dr. Coss con 95.52% y Mier y Noriega alcanza 90.27% en esas condiciones.

Sin computadora en México hay 21 millones 861,980 hogares (62.18 por ciento). En Nuevo León esa cifra es de 51.77%, poco más de la mitad. Los municipios que presentan mayor carencia son Mier y Noriega, con 94.73%; Rayones, con 90.92%, e Iturbide, con 88.53% de hogares sin equipo de cómputo.

¿Nos queda claro por qué la afirmación de que la modalidad virtual excluye a más de 550,000 escolares de educación básica? Más los que se acumulen en otros niveles educativos.

OpenA