OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
El primer aniversario Por: Omar Méndez El porqué de las cosasViernes, 19 de Marzo de 2021 02:00 a.m.

¿Hemos perdido un año?, ¿hemos ganado un año?, ¿podemos rescatar algo de los últimos 12 meses?, las respuestas son diversas según la narrativa y la persona.

Esta semana cumplimos un año del encierro que amenazó con paralizar las vidas unos meses pero que llegó para quedarse. 

Los eventos pospuestos se cancelaron, el contacto físico sigue incierto, la realidad se transformó y hoy nos debatimos entre el placer de hacer lo que no hemos hecho y la realidad de que hacerlo sigue siendo riesgoso.

El aniversario es una huella a manera de recordatorio de un suceso no siempre positivo, que como tal, provoca o busca provocar la remembranza, el añoro, la reflexión y su consiguiente perspectiva de lo que sucedió, lo que sucede y quizás lo que sucederá. 

¿Hemos perdido un año?, ¿hemos ganado un año?, ¿podemos rescatar algo de los últimos 12 meses?, las respuestas son diversas según la narrativa y la persona, pero es innegable que han sido 12 meses de cambios constantes, adaptación al máximo, incertidumbre y también de esperanza. 

Entre vacunas, inmunidad, prevención del contagio y familiaridad con el virus le puedo asegurar algo: usted no será la misma persona de hace 12 meses. Esta aseveración, que parece más una condena, es una de las situaciones que más malestar provocan en las personas que asisten a consulta psicológica.

Persiste una gran resistencia a aceptar que nada será igual y que, por si fuera poco, nosotros hemos cambiado de una manera a veces hasta desconocida. De ahí que existan sensaciones de despersonalización o disociación, entre otras patologías que al buscarse en Internet, el paciente asume que le pertenecen. 

Aunque buscar respuestas en Internet es una práctica poco recomendada, es incontrolable. La naturaleza humana, ávida de respuestas, se llena de las pocas o muchas afirmaciones encontradas en la red.

Además de preocuparnos por estas sensaciones o situaciones desconocidas que experimentamos, debemos ocuparnos. Mi mejor consejo siempre será buscar especialistas médicos que nos orienten en los padecimientos y especialistas en Psicología que nos apoyen con el malestar emocional y social. Pedir ayuda siempre será una buena opción.

La salud mental y el bienestar emocional forman parte de un equilibro bio-psico-social que ha mutado con la pandemia. Debemos mutar también, mantener la guardia alta, las precauciones pero dar un paso al frente con las nuevas maneras de socializar, de amar, de existir para nosotros y para los demás. 

No es ninguna mentira afirmar que cada vez estamos más cerca de dominar la pandemia, tampoco es mentira asegurar que no tenemos idea de cuánto tiempo falta para eso. El respeto a la muerte (que ha traído esta pandemia), se hace contrato cuando aprendemos a vivir a pesar de ella. 

Vi un meme que hablaba sobre la posibilidad de que la sociedad regiomontana festejara un año de la pandemia con una carnita asada, y aunque por respeto a quienes hemos perdido a alguien o hemos padecido el virus durante este tiempo la broma puede ser descortés, mantengamos presente en el calendario, que hoy hace un año, nuestra vida cambió para siempre.

OpenA