OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
El ojo de la mujerPor: Zaira Eliette Espinosa Libros que suenanMiércoles, 9 de Diciembre de 2020 02:59 p.m.

“Desde la mujer que soy / a veces me da por contemplar / aquellas que pude haber sido”.  Gioconda Belli. 

En su carrera como escritora, la nicaragüense Gioconda Belli ha estado comprometida con las temáticas del activismo político, los trasfondos sociales, pero, sobre todo, el contexto en el que las mujeres alcanzan a ver el mundo que las rodea. 

Su obra, bastante amplia en los diferentes géneros literarios, siempre está relacionada con esa perspectiva en la cual ser mujer representa a veces un privilegio y en otras un verdadero camino sinuoso. 

Una de las constantes reediciones más afortunadas de su trabajo literario es El ojo de la mujer, poesía reunida. Me parece que siempre será oportuno mencionar este libro que contiene sus primeros textos de que publicó por primera vez en Sobre la grama en 1974, hasta El ojo de la mujer de 1991. Incluyendo Línea de fuego de 1978, poemario que obtuvo el Premio Casa de las Américas de ese año. 

La poesía de Belli es un recorrido por muchos lugares, aquellos que existen en ciudades, países. Con su ojo observa su estancia en su natal Nicaragua, su mar, sus tardes y milpas. ¿Qué sos Nicaragua? Se pregunta en el poema que responde: “Qué sos sino dolor y polvo y gritos en la tarde, -gritos de mujeres, como de parto-?” 

Belli aterriza en las páginas las batallas diarias entre el ojo que ve belleza cuando aparecen cenzontles o colibríes y el ojo que atestigua caricias opresoras a su pueblo. 

El trayecto a veces se extiende a Houston, Texas; a Nueva York, a Managua, a la maternidad, a los ritos del amor, los crepúsculos, la fe, octubres y mayos, inviernos y desafíos al tiempo. 

El ojo de la mujer es una declaración continua de amor a la humanidad y al presente. De nostalgia por un futuro que se asoma en cantos o lluvia. Es un libro fronterizo. En él, existe el cuerpo que se traslada de un sitio a otro y con los ojos se ancla a lo que ve, echa raíces de presentimientos y sueños. 

Los poemas de Belli también trazan senda en el erotismo, profundiza en la superficie del placer con un lenguaje sin pretensiones, hecho a la medida de sus experiencias. 

Cuando se hable de precursoras en este mapa que compone la escritura de las mujeres latinoamericanas, Gioconda Belli y El ojo de la mujer, deben mencionarse. 

PARA LA FICHITA

El ojo de la mujer

Gioconda Belli

(Colección Visor)

OpenA