OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
El lado ´secreto´ de Dalí Por: Jessica Meza Distrito CulturaJueves, 5 de Noviembre de 2020 02:00 a.m.

El pintor español es famoso por sus pinturas surrealistas, sin embargo también le dejó al mundo interesantes obras literarias.

El arte nunca ha sido un hecho aislado que obligue a los artistas a dedicarse a una sola expresión o a mantenerse alejado de otras manifestaciones artísticas o industrias. Al contrario es muy común ver que el talento que tienen para crear una obra de arte es empleado para hacer una línea de ropa, una intervención en algún objeto o por lo menos, tener su propio perfume. 

En la industria de la moda un ejemplo es Coco Chanel quien diversificó su negocio para crear líneas de ropa y calzado, pero también de perfumes y maquillajes. De Pablo Picasso conocemos su obra pictórica, como el famoso Guernica, sin embargo también era grabador y escultor. En el museo que lleva su nombre en Barcelona es posible ver sus grabados, unos incluso hechos en colaboración con Salvador Dalí. 

Dalí, originario de Figueras, España, es famoso por sus cuadros surrealistas –como La persistencia de la memoria–, pero también realizó esculturas y grabados. Otra faceta de su carrera, tal vez de las menos conocidas, es que fue escritor. El artista español escribió una buena cantidad de textos como Dalí, por Dalí, La vida secreta de Salvador Dalí y Diario de un genio. 

Sin embargo, hay otros dos textos muy buscados por sus seguidores: Las cenas de Gala y Los vinos de Dalí. Estos son como "biblias" de la comida y los vinos, dos grandes pasiones que compartía con su esposa y musa, Gala. 

En ambos, Dalí mezcla la comida y las bebidas con el surrealismo que lo caracterizaba. En el de la comida es posible encontrar recetas que muestran la relación que hay entre las langostas y el sexo o ver cómo fue el encuentro entre un cisne y un cepillo de dientes en una pastelería. 

Muchas de estas experiencias (y recetas) realmente ocurrieron en las legendarias cenas que Salvador y Gala organizaban para sus conocidos. 

En el libro de los vinos, Dalí realizó su propia clasificación de los vinos... que va mucho más allá de las que nosotros conocemos: vinos tintos, rosados y blancos; o la que tienen en España: vinos de crianza, reserva y gran reserva. 

El pintor los englobó en diez categorías –que, de verdad, habría que poner en práctica para darles el visto bueno–. Algunas de ellas son los vinos de esteta, es decir vinos destinados a cenas de altos vuelos; los vinos de luz que son aquellos para beber por placer y no por sed; y los vinos de generosos, ideales para ver la televisión. 

Un plus que tienen estas obras de las letras de Salvador Dalí es que en sus páginas se encuentran ilustraciones de su autoría, lo que sin duda les da un mayor valor para los amantes de la comida, los vinos, pero sobre todo, del arte. 

OpenA