icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
El hábito de sentirte ofendido Por: Claudia Cantú Semillas para el almaLunes, 21 de Septiembre de 2020 02:00 a.m.

Si eres muy vulnerable ante las ofensas de los demás, hay algo que tienes que saber, y lamento ser yo quien te abra los ojos: la gente no intenta lastimarte, son tus expectativas sobre esa persona las que lo hacen.

Así de simple: esperas que alguien reaccione como tú piensas o crees, y cuando no lo hace, te llegan sentimientos de frustración que te hacen molestarte con esa persona, incluso, si él o ella no lo saben.

Si nos ponemos del otro lado de la banqueta, es muy complicado tratar a alguien con pincitas porque, de otra manera, se siente ofendido por cualquier cosa. Y si eres tú esa persona, ¿a poco no sufres de más al no ver cumplidas tus expectativas?.

Lo primero que hay que comprender es que cada cabeza es un mundo, como lo dice el clásico refrán. Eso que tú esperas de la gente lo creas con tu imaginación y cuando no sucede, como pudieras llegar a creer que es natural, te ofendes.

Estamos hablando de cuando alguien no te invita a algún lugar o cuando no recibes un regalo o cuando alguien expresa algo que es contrario a lo que tú opinas.

Cuando sacas las expectativas de tu mente, y te das cuenta que ellas son las que te lastiman cuando no se cumplen, dejas de sentirte ofendido y todo cambia. ¿Fácil? Pues no, más o menos, porque ofenderte puede convertirse en un hábito, sobre todo cuando inconscientemente puedes llegar a chantajear a algunas personas por medio de tu vulnerabilidad. ¡Zas, se tenía que decir y se dijo!.

La costumbre de sentirte ofendido por lo que te hacen los demás (que en realidad nadie te hace nada), desaparecerá cuando sepas el origen de dichas ´ofensas´, y muchas veces viene de querer ejercer el control sobre otras personas, sobre todo mentalmente, por ejemplo, cuando quieres que hagan tal o cual cosa y no sucede, porque ellos piensan y actúan de otra manera.

Te comparto cinco tips para que no te sientas lastimado por los otros:

1. Comprende que nadie te ha ofendido, las personas no van a estar de acuerdo con tus expectativas, pues ellos tienen las suyas.

2. Deja el control sobre otros, que los demás guíen su vida como deseen, pues no te pertenecen, ni aunque sean tus hijos o tus padres.

3. Deja de pensar por los demás, realmente no sabes qué pasa por sus cabezas.

4. Piensa que tenemos muy poco tiempo en esta Tierra y es mejor utilizarlo para disfrutar que para guardar rencores.

5. Nadie es perfecto, todos cometemos errores y eso debes de tenerlo muy claro, por lo tanto, acepta a las personas como son, con amor.

Plus: Visualiza a la persona que sientes que te ofendió frente a ti, dile todo eso que tienes que decirle y suelta el tema. Perdónala de corazón y piensa que en realidad no te quiso lastimar.

OpenA