OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
El doble discurso de anticorrupción Por: Luis Gerardo Treviño Fortaleza ciudadanaJueves, 19 de Noviembre de 2020 00:00 a.m.

Soy parte del Primer Comité de Selección del Sistema Estatal Anticorrupción; junto con otros ciudadanos y académicos, fuimos designados en noviembre de 2017 para este trabajo honorifico que ha tenido como propósito participar como coadyuvante del Congreso en la selección y designación de los titulares de los órganos de Procuración de Justicia, como es la Fiscalía General, La Fiscalía Anticorrupción, la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales, así como también el Magistrado de Responsabilidades Administrativas conocido como Anticorrupción.

Luego, como parte de nuestra competencia exclusiva, se realizó un proceso exhaustivo de para designar a los cinco primeros miembros del Comité de Participación Ciudadana, que incluyó examen de documentos, psicométrico, de conocimientos y una entrevista. De todo esto se designaron a los que el comité vio a su leal saber y entender como los mejores tres hombres y dos mujeres, pues para nosotros es importante el balance en cuanto a paridad, tema elevado a rango constitucional.

Como en todo proceso donde los ganadores resultan con un trabajo cuya paga es de aproximadamente l$100,000 por mes, pues lógico, de entre los que no ganaron hubo tres que corrieron a buscar el amparo de la justicia federal, pues no admiten que pueda haber personas que causan mejor impresión y que entre los seleccionadores hubo el consenso de la mayoría. Ese amparo nos está dando algo de lata, pues la primera instancia no se concedió, presentaron los promoventes su recurso y se fue al nivel superior, donde les conceden un amparo, resolución que no conozco al superdetalle pues no hemos sido notificados, pero para ilustrar ordena dejar sin efecto el auto de designación y volver a expedir uno que esté debidamente fundado y motivado. Por ahí menciona que no se puede ignorar que ya hubo personas que ya pasaron y que la remediación sería muy difícil, figúrate que se cambiara de personas, qué van a hacer con el sueldo que recibieron los que ya terminaron de hacer su trabajo, pues obvio nada, así que los que se imaginan que esa resolución implica cambio de personas pues tienen mucha imaginación.

En el transcurso de los días, nos dimos cuenta que la resolución debe ejecutarla una juez de distrito en materia administrativa que está casada con uno de los participantes en ese proceso; ella debió inhibirse de conocer por el conflicto de intereses que puede existir, pero como no lo hizo, tuvimos que presentar un recurso de recusación, mismo que está pendiente de resolverse y por lo pronto tiene una suspensión donde no podremos actuar, ni pensar en el cumplimiento de la sentencia. Esa parte es un impedimento legal para que este comité avance.

Luego, otra cosa que sucede es que pocos días después de designar al CPC tres miembros más renunciaron por diversos motivos, quedando sólo cinco de los originales, hablamos de hace dos años, desde entonces la Comisión Anticorrupción que preside Arturo Bonifacio debió modificar la ley para así realizar una nueva convocatoria y designar a los que faltaban con apego a las facultades de la ley del SEA. Es de mencionarse que el diputado junto con los representantes del pequeño grupo que se autonombra coalición anticorrupción, que son los trabajadores del Consejo Cívico y algún invitado que les siga sus caprichos y necedades a la gerente, pidieron tiempo para reponer a los miembros que le faltaban al Comité de Selección.

Con caballerosidad y cordialidad se asumió que lo harían rápido, pero transcurrió el tiempo y en febrero de este año mandó llamar a sus facilitadores o cómplices, pues hicieron un procedimiento totalmente fuera de la ley, donde no fueron capaces o con dolo pasaron el expediente de uno de los finalistas "mejor evaluados" por los del C. Cívico, que son los mismos del comité de acompañamiento, pero resulta que el C. Marcelo González Jiménez presentó un documento con el que acredita ser licenciado en Derecho expedido en noviembre de 2012; es decir, que NO cumple con los requisitos de tener titulo de nivel licenciatura con mínimo 10 años de haberse expedido, además lo confirma en una carta donde bajo protesta de decir verdad que sí cuenta con titulo con antigüedad, etc., lo que sin ninguna duda es conducirse con falsedad ante una autoridad en funciones, por lo que en la denuncia que presentamos ayer en el Congreso le pedimos dar vista a la Fiscalía General de Justicia en el Estado, pues estamos ciertos de que esa conducta encuadra en los elementos que se le atribuye el calificativo de delito, cometido por el mencionado ciudadano en complicidad con los señores del comité y diputados, para los que cabe el adjetivo de CORRUPTOS, pues con su conducta lograron hacer que el Congreso realizara un acto incorrecto –designación y toma de protesta– motivado por el engaño de los participantes en esos comités. En resumen, tardados y mal hechos.

Se supone que entre los miembros de ambas comisiones hay abogados, así como actúan no les puedes confiar un mandado de la tienda de conveniencia de la esquina, que por cierto son sus patrocinadores. Entre los responsables de este engaño legislativo está el dip. Boni, la experta en difamaciones en redes sociales Mariela Saldívar Villalobos, cuya verdad casi siempre está alejada de la verdad de las demás personas, del comité de comparsa–acompañamiento técnico que se resiste a enterarse que su cargo terminó el 24 de noviembre de 2017. Está Luis García Campuzano, el maestro Juan Fernando Potes, un Ing. Jorge Lozano que ya fue presidente del Consejo Cívico, de quien recordamos tratando de copiar o sacando apuntes en el examen de conocimientos para ser seleccionado parte del CPC, quizá esa frustración sea el motivo para sus revanchas.

Total que engañan a todo el mundo diciendo que se puede avanzar faltando unos minutos para que termine nuestra responsabilidad. Usted cree que designar integrantes del CPC nos llevó cerca de 60 días la primera vez y está cuestionado con todo el proceso realizado, ¿se imagina que ocurriría si designamos a alguien en los pocos días que quedan? Lo que deben asumir los señores diputados de la Comisión Anticorrupción es su responsabilidad por su incompetencia y tardanza, lo que tiene en estas condiciones al Sistema Estatal Anticorrupción, como tampoco supieron castigar al gobernador sentenciado, finalmente es el grupo que coordina Luis Donaldo Colosio Riojas, distraídos por temas electorales, ¿se entendió por qué digo que hay doble discurso?

OpenA