icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
El chip de la ExtorsiónJueves, 27 de Junio de 2019 00:56 a.m.

El pasado 22 de junio, nuestro periódico El Horizonte ha dado cuenta que uno de los delitos que más padece la población de Nuevo León es la extorsión telefónica y aporta datos para sustentar la nota.

Ese mismo día un familiar muy cercano y querido me localizó para exponerme que había recibido una llamada donde le decían que eran parte de un cártel de la delincuencia organizada y que lo tenía perfectamente ubicado, mencionando con exactitud datos de su domicilio, lo que causó extrañeza por la precisión al hablarle de que tenía que “cooperar, porque según ellos tenía mucho dinero” cosa que realmente no es cierta, pero al darse cuenta de la intención de la llamada optó por hacer caso a mis frecuentes recomendaciones de colgar a esas llamadas, ésta hubiera pasado como una más de las que se reciben y que se vuelven comunes.

Como con su teléfono pudo identificar el número de donde procedía la llamada –cabe decir que se identificó, inicia con 81, por lo que se presume que la marcación es local y por eso contesto de inmediato–, me envió la captura de la llamada y ya con el dato completo busque a algunos de mis contactos a efecto de comentar el tema, ya que, como lo mencioné antes, llamaba la atención el dato del domicilio y bueno una de las primeras hipótesis es que en algún lado se dejó información y pudo ser alcanzada por estos presuntos delincuentes.

Continué checando y me proporcionan información de fuentes muy confiables respecto de la ubicación de donde salió la llamada. Vaya sorpresa, resulta que la llamada sale de un lugar donde se encuentra internados en un centro de readaptación y se supone que en esos centros de internamiento de los PPL persona privada de su libertad no se permite el tener teléfonos. Bueno, ya sabemos que sí existen y que se dan estos casos. Por cierto, el nuevo comisionado del Instituto Nacional de Migración trabajaba como jefe de esas cárceles federales, haga sus conclusiones.

A mí me gustaría que las autoridades de Seguridad Pública del estado buscaran soluciones de fondo a esos temas y no sólo se limitaran a decir que no se haga caso y se cuelgue la llamada, sobre todo considerando que los autores de las llamadas son unos verdaderos artistas que se dan sus habilidades para convencer. Ojalá esas virtudes las usaran para algo bueno.

Pero analizando un poco las facilidades que tienen los extorsionadores, resulta que en la actualidad en todo Mexico es muy fácil adquirir un chip de prepago de telefonía celular, conocidos como “Plan Amigo” los he visto que los ofrecen en $20 pesos, mismo que te permite activar un número telefónico del cual no hay control y nadie sabe quién es la persona que pose ese número. Permita y me explico, una vez que el comprador instala su chip en cualquier aparato, en la primera llamada debe registrar el número con un call center donde le piden algunos datos, mismos que se reciben de buena fe, si usted hace la operación y se identifica como Pedro Infante y proporciona un domicilio falso, el operador lo registrara como verdadero, de manera que dicho padrón no es nada confiable.

Creo que tener chips de telefonía celular sin control es un tema que se debe considerar de Seguridad Nacional ¿cree que exagero? Qué tal si la llamada se hace con una amenaza de bomba o de acto terrorista? Así me puede poner atención? Al caso, hay que proponer soluciones y no quedarnos viendo cómo ocurren las cosas sin hacer nada, que los pecados de omisión son más severos. Deje le cuento que en los sistemas de postpago los que conocemos como con plan de telefonía, desde que se adquiere el aparato el distribuidor registra el número secreto del teléfono IMEI, así como el número telefónico que se activa, conservando ese registro de manera que en cualquier eventualidad pueden responder a las autoridades en una investigación ordenada por un juez. Entonces, lo que hay que hacer es llevar un registro verdadero y confiable respecto de quién es el usuario de esos números telefónicos, este registro ya se intentó antes, por razones que desconozco se dejó de usar, pero ante la constante de uso de teléfonos no identificados que normalmente se usan para actividades fuera de la ley, será necesario que los representantes populares acudan a las autoridades de comunicaciones se tome cartas en el asunto y colaboren en este importante tema de seguridad.


OpenA