OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
El arte imita la realidad Por: Diego Díaz Sí-NehLunes, 22 de Febrero de 2021 04:00 a.m.

Aún no decido si lo más impresionante es la cinematografía o la edición.

Mank (2020)es dirigida por el aclamado director David Fincher haciendo realidad un guión que fue escrito por su (ahora difunto) padre Jack Fincher. Estelarizada por el camaleónico Gary Oldman, la versátil Amanda Seyfried y la prospera Lily Collins.

Herman Mankiewicz (Gary Oldman) es un reconocido escritor de Hollywood quien se ha ganado mala fama por ser una persona viciosa, irreverente, problemática y difícil para trabajar, por lo que últimamente le cuesta conseguir trabajo.

Un día, el mismísimo Orson Welles (Tom Burke), le ofrece un trato en el que Mankiewicz será compensado por escribir una obra la cuál no tendrá su nombre. Herman comienza a recordar los eventos que lo llevaron a donde está, inspirándose para escribir el guión de una de las más aclamadas piezas cinematográficas. ¿Cuál es la historia detrás de Citizen Kane?

Lo más impresionante de esta cinta es la forma en la que, manteniéndose con el tema central ( Citizen Kane) trata de imitar la cinematografía de los 30´s y 40´s. Y realmente lo hace con tal precisión que, de no ser por la alta resolución de la imagen, bien podría engañar a alguien y hacerle pensar que realmente pertenece a la temprana era de Hollywood del cine estadounidense.

Fincher definitivamente es una persona muy meticulosa cuando se trata de detalles y logra esta fusión entre un estilo moderno y adaptando aspectos de un cine antiguo. De hecho, podemos apreciar que el sonido también fue adaptado para sonar más antiguo.

Similar a la misma historia del Ciudadano Kane, este metraje analiza la vida de varias personas que actúan de forma bastante inmoral por tratar de conseguir lo que quieren sin considerar las consecuencias graves que esto podría tener para las personas a su alrededor.

Nos presentan a Charles Dance interpretando a William Randolph Hearst siendo un político corrupto que no tiene miedo de jugar sucio y aprovechar sus conexiones con el dueño de una compañía de cine para conseguir que la gente vote por él.

También a Arliss Howard interpretando a Louis B. Mayer, un productor y distribuidor de cine, quien no tiene escrúpulos, al mentir a sus colegas para hacer recortes de salarios durante una depresión económica, y así ahorrarse dinero.

Y claro tenemos al mismo Mank quien no puede soportar que las cosas no se hagan a su manera y no tiene miedo de ofender o insultar a quien sea para dejarle claro que la situación no le agrada. El filme explora la moralidad de las decisiones que uno puede tomar cuando se enfrenta a una situación que se siente injusta. Pero, ¿el fin justifica los medios?

Si te interesan las películas que te dejan echar un vistazo a la realidad detrás del cine y/o eres fanático de Citizen Kane conectarás perfectamente con ésta. 9/10.

OpenA