icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Disfruta tu trabajoMartes, 26 de Febrero de 2019 00:00 a.m.

Muchas personas se sienten insatisfechas en su trabajo por causa del agotamiento físico, conflictos con compañeros de trabajo, inconformidad con su remuneración, ambiente de poco desarrollo, o bien, por otros motivos. He tenido la oportunidad de conocer a mucha gente que dicen tenerlo todo en su trabajo, pero a pesar de eso se sienten insatisfechos. Por este motivo hoy te quiero compartir tres consejos para disfrutar tu trabajo. 

1.  Separa los tiempos 

Las personas que no disfrutan su trabajo normalmente presentan una dificultad para separar el tiempo de trabajo de otras áreas como el descanso, el socializar hablando de otros temas, o bien, del tiempo meramente recreativo. El trabajo es muy importante, pero no es lo único importante. La vida también es importante y hay que darle espacio-valor a otras actividades que suman al bienestar. De hecho, el buen descanso y la adecuada separación del trabajo propicia que exista mayor creatividad y mejor capacidad de juicio para en su momento, al volver al contexto laboral, poder resolver mejor los asuntos que se presenten. 

Dice una reflexión antigua que hay que contar con un “árbol del trabajo” en la entrada de casa. Así, es posible realizar un ritual de entrada y salida del trabajo. Cuando llegues a tu casa rozarás ese árbol con tu mano como señal de que ahí estás dejando las cargas laborales y el tiempo de pensar, hablar y hacer cosas del trabajo ha terminado o al menos disminuido considerablemente. 

Una vez que salgas de casa para ir al trabajo rozarás ese árbol como señal de que has retomado tu compromiso y tu enfoque a los temas laborales. 

2. Deja de quejarte

Quejarse es como aventar piedras en el camino que tienes delante de ti, puede llegar un momento en que estés rodeado de bondades, pero si tu enfoque es pesimista y quejumbroso sólo estarás sufriendo en tu caminar. Nuestro caminata en el trabajo puede estar tan llena de bondades y tranquilidad como queramos. 

Aclaro, no te estoy diciendo que calles o ignores lo que está mal, te estoy hablando de un cambio de actitud. Normalmente detrás de las quejas puedes encontrar anhelos positivos, pero también a veces puedes encontrar una mentalidad crítica, negativizada y centrada en los problemas. Por eso es importante que hagas un ejercicio reflexivo de gratitud, para que reconozcas todas las virtudes que te ofrece diariamente tu trabajo.

3. Haz las cosas de buena gana

De chico escuche un versículo bíblico que decía “Haz todas las cosas como si fueran para Dios”. 

Más adelante entré a trabajar en mi adolescencia y esa frase se ancló en mi corazón cambiando la visión sobre mi comportamiento en el trabajo. Recuerdo como si fuera ayer que me dije a mi mismo: “Si voy a hacer algo lo voy a hacer muy bien, él verá que mi trabajo lo hago con amor y con excelencia, y será él quien me dará mi principal recompensa: el gozo y la paz”. Desde entonces he trabajado para diferentes instituciones, empresas y para mis pacientes. Hoy puedo decir con certeza, que cuando haces las cosas de buena gana disfrutas más tu trabajo y propicias el crecimiento exponencial. No importa la función que realices, haz las cosas con pasión y con el corazón, eso te hará muy feliz y verás cómo Dios se encargará de acomodar las cosas a tu favor. 

“Si renuevas tu manera de pensar, transformarás tu forma de vivir”


OpenA