icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Demos la bienvenida a la arcilla Por: Alfredo Ramírez Tenis a FondoLunes, 14 de Septiembre de 2020 00:00 a.m.

Después de un Abierto de EUA en el que hubo de todo, ahora los circuitos tenísticos se transforman y mudan su piel a la arcilla

En esta superficie el español Rafael Nadal no tiene oposición aparente y volverá a los torneos oficiales en el Masters 1000 de Roma desde que se coronó en el Abierto Mexicano de Acapulco, en febrero antes de la pandemia.

Nadal, quien decidió saltarse el US Open, ha ganado el Abierto de Francia en 12 ocasiones y también es nueve veces ganador del torneo romano y vigente bicampeón, por lo que parte como favorito.

Será una transición del cemento neoyorquino a la arcilla romana, aunque ningún fanático estará en el Foro Itálico para ser testigo presencial, pues la pandemia no permitirá tener afición en las gradas.

Al igual que en el US Open, muchos de los mejores jugadores no estarán presentes, incluidos Serena Williams, Naomi Osaka, Dominic Thiem, Daniil Medvedev, Alexander Zverev, Ashley Barty y Bianca Andreescu.

Pero sí estarán presentes muchos de los mejores jugadores, incluidos Nadal y Simona Halep, dos campeones de Roland Garros que se saltaron el viaje a Nueva York.

Quien también estará será el número uno del mundo, Novak Djokovic, quien fue polémicamente descalificado en la cuarta ronda del US Open.

"Nole" estará ansioso por hacer las paces en la capital italiana después de ser vapuleado en redes sociales por su descalificación, y el de Roma es un torneo que ha ganado cuatro veces, además de terminar subcampeón en otras cinco ocasiones, por lo que puede ser el escenario perfecto.

Entre las mujeres, Simona Halep, quien ganó el Abierto de Praga el mes pasado antes de decidir saltarse el Abierto de EU, vuelve a la acción en Roma.

La rumana ha terminado subcampeona en Roma en dos de los últimos tres años, pero tendrá enfrente a una serie de rivales difíciles, como la campeona defensora, Karolina Pliskova.

La checa superó a Sofia Kenin, Victoria Azarenka, Maria Sakkari y Johanna Konta al ganar este evento el año pasado y jugó en Nueva York, lo que le da cierta ventaja sobre algunas que no han visto acción, como Elina Svitolina, Belinda Bencic y Kiki Bertens.

Después de que el US Open libró favorablemente la pandemia y demostró que los grandes torneos pueden regresar con seguridad, ahora toca el turno a los certámenes europeos.

Y es que salvo un contagio que propició el endurecimiento de las reglas, la burbuja en torno al US Open funcionó a la perfección, pese al reclamo de algunos jugadores que consideraban excesivo el enclaustramiento.

La temporada de arcilla tendrá un difícil y trascendente reto, pues el Abierto de Francia anunció que permitirá el acceso al público, un paso importante para demostrar que el tenis sigue adelante a pesar del coronavirus.

OpenA