OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Cumple tu meta pase lo que pase Por: Brenda Rodríguez Un sabio amigo... llamado maratónMartes, 26 de Enero de 2021 02:00 a.m.

Fijar una meta nos proporciona enfoque, guía nuestras acciones en la dirección correcta y, por supuesto, nos brinda motivación a largo plazo, pero en el camino, como es normal, siempre aparecerán situaciones que potencialmente pueden desviarnos de conseguirla.

Hace unos días tuve la oportunidad de conversar con un gran amigo, y además compañero corredor, él realizó dos maratones virtuales: primero el Maratón Powerade Monterrey en el mes de diciembre, y el Chevron Houston Marathon en el presente mes, en los dos maratones consiguió mejorar su tiempo ampliamente respecto al año pasado, en el que también había tenido una mejora significativa.

Durante la charla me dio a conocer más detalles acerca de cómo se sintió durante los dos maratones, cómo disfrutó cada uno y demás por menores relacionados con la experiencia. Para mí saltó a la vista la diferencia en la preparación, la semana previa para cada maratón.

Para el primero realizó todo lo que él sabe debe hacer para llegar lo mejor preparado posible, y todo en su vida cotidiana fluyó perfecto para que así lo fuera.

Para el segundo, aunque tuvo por supuesto toda la buena intención de hacerlo igual, sencillamente por motivos ajenos a su control fue imposible replicarla, sin embargo, logró el tiempo que tenía como objetivo desde inicios del año pasado, con la diferencia de un minuto entre ambos maratones.

Para él, en este caso no hubo excusas, a pesar de todos los inconvenientes que surgieron, no sólo la semana previa al maratón de enero, sino durante todo el año, incluyendo por supuesto los confinamientos y restricciones impuestas para poder entrenar debido a la pandemia, logró su objetivo que esta vez era una mejora de tiempo específica en los 42 kilómetros.

Reflexionando acerca de esto pensé: ´¡Pero... es que esto te enseña el maratón!´. Con el paso de los años, de los kilómetros y, sobre todo, de los maratones, vamos fortaleciendo esa voluntad de hacer las cosas que nos propongamos.

Mientras no se interponga un tema de salud personal, para los férreos espíritus maratonistas no hay imposibles, sabemos que habrá constantemente mil y una cosas que surgirán en el camino entre nosotros y nuestra meta.

Porque somos muy conscientes de que con trabajo y empeño podemos alcanzar lo que sea que nos propongamos dentro y fuera de los terrenos del maratón, no importa cuánto tardemos, sabemos que la herramienta más confiable que tenemos es la constancia.

De ahí la importancia de definir metas a corto, mediano y largo plazo, si no sabes a dónde vas... ¡ya llegaste!

Esta es una prueba más de como el maratón nos da mil y una guías para vivir la vida, por eso cada experiencia aprendida ahí es de gran valor para nosotros los corredores.

OpenA