OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Con republicanos el TLC y TMEC Por: Víctor Sánchez Baños Víctor Sánchez BañosJueves, 5 de Noviembre de 2020 04:00 a.m.

En materia económica, los republicanos han establecido con el país reglas y apoyo mutuo. Esto no ocurrió en gobiernos de los demócratas. En la historia moderna vemos a James Carter, William Clinton y al mismo Barack Obama, quienes se convirtieron en principales opositores de acuerdos políticos con los mexicanos.

Esto se debe a que sus bases están asentadas con mayor presencia en la frontera sur de ellos.

Sin embargo, con los republicanos se establecieron varias .

Desde el acercamiento que tuvo el país en el marco de la Segunda Guerra Mundial, cuando el demócrata Franklin D. Roosevelt abrió las fronteras con el objetivo de invitar mano de obra mexicana para apoyar su industria bélica, ya que los estadounidenses se habían ido a la guerra, la vida económica entre ambas naciones ha sido de claroscuros. Antes de terminar la guerra, se dio a la tarea de hacer deportaciones masivas.

Hasta la mitad de la década de los 80, México, al igual que muchos otros países en desarrollo, especialmente en América Latina, utilizó una estrategia centrada en el proteccionismo comercial y en la intervención gubernamental, la cual alentó la inversión en la industria, deprimió los precios agrícolas (al menos hasta la mitad de los 70) y expandió las empresas públicas.

Luego de la crisis de la deuda en 1982, el gobierno de Miguel de la Madrid empezó a cambiar de curso. En 1985 inició una nueva política de promoción de exportaciones, convirtiendo al país en una de las economías más abiertas de la mano de Ronald Reagan y después George Bush papá.

Así se firmó el TLCAN, que duró 25 años hasta que se modernizó con el TMEC, de la mano de Donald Trump.

Con otro republicano, Gerald Ford, se impulsó la interdependencia del gas natural, que vendía la Unión Americana para el sector industrial del norte del país. Se negoció con buenas condiciones por el gobierno de José López Portillo.

Son pocas las estrategias de apoyo que ha recibido México de los demócratas. Con William Clinton, en la crisis económica que reventó Ernesto Zedillo, se abrió una línea de crédito de $50,000 millones de dólares, lo que evitó una catástrofe singular.

Con Obama, simplemente no hubo nada que mencionar que haya sido relevante.

OpenA