icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
¿Cómo explicar todo esto? Por: Plácido Garza IrreverenteDomingo, 12 de Abril de 2020 02:00 a.m.

Un ejecutivo de Pemex Refinación de mediano rango, que ha salvado el pellejo -el puesto- a pesar de haber servido a gobiernos priístas y panistas en esa empresa, me respondió ayer después de una semana de estar buscándolo, para que me platicara cómo está el asunto detrás de la negativa de Rocío Nahle para bajar la producción según los acuerdos de la OPEP+.

Se trata de un ingeniero petrolero experto en refinación que junto a su equipo son de los pocos que tienen ingerencia directa en las seis refinerías de PEMEX, a saber: 

Ciudad Madero, Tamaulipas: Tiene 106 años en operación. Fue propiedad de la empresa gringa “El Aguila” hasta la expropiación. Tiene capacidad para refinar 190,000 barriles diarios pero solo opera hoy al 10% de esa capacidad. En su visita a esta planta el 31 de maro del año pasado, MALO anunció una inversión ahí de $3,500 millones de pesos para tratar de hacerla productiva, porque hoy, no lo es.

Salamanca: Inaugurada el 30 de julio de 1950 y que produce hoy 220,000 barriles por día. El 40% de su capacidad instalada.

Minatitlán: Que abrió el 22 de febrero de 1956 y que hoy opera al 9% de su capacidad, pues solo produce 25,650 barriles diarios.

Tula, Hidalgo: En operación desde 1976 y que produce hoy 141,750 barriles al día; 45% de su capacidad instalada.   

Cadereyta, NL: Inaugurada el 18 de marzo de 1979, construida para procesar 275,000 barriles por día y que hoy apenas llega a los 110,000, esto es, el 40 por ciento.

Salina Cruz, Oaxaca: Abierta desde 1979, que cuenta con una capacidad de refinación de 220,000 barriles diarios y solo procesa 238,000, el 74 por ciento.

El plan de la 4T es meterle $25,000 millones de pesos a la rehabilitación de las seis plantas en un período que vence en enero del 2021. Todo esto, antes de que nos cayera el virus.

Dos Bocas: Según los planes de la 4T el 2 de junio de 2019 inició la construcción de esta refinería en Tabasco tendrá una capacidad de procesamiento de 340,000 barriles diarios a un costo de $160,000 millones de pesos y se esperaba -antes de la pandemia- que estuviera lista en el 2022.

Todos estos datos me fueron proporcionados por mi fuente, el ingeniero petrolero de quien les hablo y por lo tanto, son de primera mano, pues a él le toca procesar estos números… Hasta ahora.

Ahora sí, “vayámonos por partes”, como dijo Jack El Destripador: Si la producción de PEMEX es EXACTAMENTE de 754,415 barriles diarios de combustibles -un 39% de su capacidad instalada- y la demanda nacional es de 921,890, lo normal es que aumente su producción.

Pero da la casualidad de que -por sus ineficiencias- el costo de refinación de PEMEX es 32% mayor a lo que le cuesta comprarle los combustibles a Valero y a las otras refinerías texanas de Deer Park, a pocos kilómetros de Houston.

Esta sencilla ecuación haría que cualquier director de empresa con nomás un dedo de frente, hiciera de PEMEX una empresa comercializadora de combustibles Y NO PRODUCTIVA.

Estos números -oficiales, porque vienen de una fuente desde adentro de PEMEX- harían que en vez de empecinarse en producir más y más productos refinados a costos un 32% arriba de lo que costaría nomás importarlos, se acataran las recomendaciones de la OPEP de bajar la producción mundial de crudo, para tratar de que el precio del petróleo se recupere.

¿Cómo se explica que con una producción de refinados al 40% de la capacidad instalada de seis refinerías, el gobierno de la 4T quiera construir una más?

¿Cómo se explica que con números en la mano se demuestre que la ineficiencia de PEMEX se notaría menos si BAJARA SU PRODUCCIÓN, tal como los árabes se lo están sugiriendo?

¿Cómo se explica que la secretaria de Energía, Rocío Nahle, llegue a la reunión virtual de la OPEP+ con una postura tercamente ideológica y política y no les haga caso a los que verdaderamente le saben a este negocio?

¿Cómo se explica que MALO esté aferrado en meterle dinero bueno al malo al autorizar como proyectos prioritarios, $160,000 millones de pesos para una séptima refinería y al mismo tiempo destina $25,000 millones más para tratar de rehabilitar a las seis restantes que están en cuidados intensivos desde hace muchos años, debido a la politiquería chafa con que ha sido manejado PEMEX, que además, ha sido feudo del raterazo de Romero Deschamps desde que se adueñó del sindicato hace 26 años?

¿Cómo explicar que MALO le haya vendido el alma a Trump, al aceptar que los EU pongan los barriles que PEMEX no quiso bajar de su producción diaria? El presidente de EU fue muy claro este viernes al decir que su oferta de apoyo a México está condicionada a que la OPEP+ la autorice y además, dejó muy claro en su rueda de prensa, que en un futuro serán revisadas las respectivas contraprestaciones ante tan “generoso gesto”.

¿Cómo explicar que el discurso de MALO insista una y otra vez en que no quiere tomar deuda para paliar la crisis endemoniada que nos viene encima debido a la paralización de nuestra economía, y por el otro lado está hipotecando buena parte del patrimonio nacional al ir de pediche con Trump para que le ayude a no bajar la producción de petróleo?

¿Cómo explicar en una época donde los científicos están muy por encima de los políticos, que el gobierno de la 4T esté emperrado en proyectos innecesarios como Dos Bocas, el Tren Maya, el aeropuerto de Santa Lucía, alucinando que entre todos ellos se van a crear dos millones de empleos y encima va a sobrar dinero para su programas de “bienestar” para los pobres, que no tienen otro fin que el de tratar de comprar votos con miras al 2021?

¿Cómo explicarle a MALO que darles créditos de $25,000 pesos a informales que no pagan impuestos, ni servicios ni rentas y encima hacen una competencia desleal a los formales que sí cumplen con eso, es tanto como ser cómplice de los delincuentes a los que tanto fustiga por evadir al fisco?

La única explicación a todo esto es que los propósitos del gobierno federal son netamente políticos, no le hace que la economía se vaya al carajo y tampoco importa que la salud de los mexicanos esté hoy en el más grave riesgo de los últimos cien años.

CAJÓN DE SASTRE

“El gobierno de la 4T no ve el tsunami que se nos viene encima, por ceguera, por incapacidad, por tozudez, por capricho, por intereses mezquinos, por haberle abierto la puerta en julio del 2018 a un fenómeno histérico histórico… o por todas esas razones juntas”, dice la irreverente de mi Gaby.

placido.garza@gmail.com

OpenA