icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Colegios y padres de familia en crisis Por: Ana Rent En Visión MillennialJueves, 6 de Agosto de 2020 01:38 a.m.

Hace tiempo alguien me dijo que los niños eran el motor de la economía, como respuesta hice un gesto de incredulidad, hasta que esa persona me enlistó una serie de actividades económicas donde efectivamente los padres de familia sí o sí tienen que gastar. 

No sólo son los gastos de alimentación y servicios médicos, ya que los niños necesitan ir a la escuela, ya sea pública o privada, lo cual en ambos casos implica un gasto, ya que se necesitan cubrir cuotas, uniformes, útiles, transporte escolar y todo lo que les pidan. También necesitan ropa y zapatos, ir de paseo, al cine, o por un helado.

Los niños también necesitan actividades extracurriculares como clases de natación, karate, danza, pintura, música, teatro, entre otras. No sólo eso, en algunos casos también requieren tomar terapias de apoyo psicológico, algunos terapias físicas. También requieren juguetes y accesorios, equipos electrónicos, vacaciones, y muchas cosas más. Y sí, ellos mueven la economía. 

En estos momentos son miles los padres de familia que durante estas semanas están teniendo un estrés altísimo, y son cientos de colegios los que están en la incertidumbre porque no saben si podrán continuar debido a que un gran porcentaje de sus alumnos no se ha inscrito para el próximo ciclo escolar. 

Por una parte tenemos el drama que viven miles de padres de familia, ya que hay colegios que aún no han anunciado descuentos en sus cuotas, y que además quieren obligar a que se adquieran uniformes escolares, cuando la realidad es que los mismos no podrán ser utilizados porque el retorno escolar será en línea, por lo que les resulta ilógico.

Muchos padres de familia piensan que no es justo que los administradores quieran cobrar exactamente las mismas colegiaturas de antes, cuando ahora sus hijos no podrán estar en sus instalaciones, por lógica piensan que los gastos de los planteles se reducirán en gran medida, y bajo ese mismo pensamiento creen que lo más justo es que reduzcan costos en los pagos. 

Hay algunos colegios que sí han ofrecido descuentos en colegiaturas, y que además han brindado facilidades de pago a los padres de familia. Algunos planteles además han eliminado cuotas habituales como las de deportes y también han señalado que no será necesario la compra de uniformes. 

Por otra parte tenemos la situación crítica que están viviendo decenas de colegios, ya que un gran porcentaje de sus alumnos no continuará en sus planteles. A pesar de que muchos están haciendo grandes intentos para conservar el alumnado, la crisis los está orillando a analizar la posibilidad de cerrar. 

La situación es crítica, ya que algunos padres definitivamente no podrán permitirse que sus hijos continúen en colegios porque ya no podrán costear las colegiaturas, por lo que han decidido que se eduquen en escuelas públicas. Otros tantos sí pueden continuar con los pagos; sin embargo, no se les hace justo que los planteles no pongan de su parte en esta situación. 

En estos tiempos debemos todos de ser lo más prácticos posibles, y por supuesto empáticos. Entiendo perfecto que no suena lógico que muchos colegios quieran obligar la compra de uniformes, pero también entiendo que hay colegios que tienen contratos con proveedores. 

Entonces, en ese pensamiento lo ideal sería que ambos lados pusieran de su parte, es decir, los colegios sí deberían reducir considerablemente los costos de mensualidades y no obligar a que los padres hagan gastos que no son necesarios en este momento, y también los padres que sí tienen posibilidades deberían reflexionar sobre toda la inversión educativa que han realizado, y que este modo de educación no será eterno.

OpenA