icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Chihuahua y el agua Por: Ignacio Gómez-Palacio La HormigaViernes, 18 de Septiembre de 2020 00:14 a.m.

Unas preguntas y unas respuestas polémicas: ¿Por qué AMLO les quita el agua a los agricultores y ganaderos chihuahuenses para beneficiar a sus pares tejanos y logra con ello la animadversión de millones de mexicanos? ¿Cuál es el verdadero fondo de esta olla? ¿Qué sucede si México incumple con la entrega de agua a EUA? ¿Ha incumplido antes? ¿Cuáles han sido las consecuencias?

Beatriz Pagés, en su columna editorial de la revista Siempre (núm. 3509) apunta: "Detrás del conflicto por el agua de La Boquilla hay una oscura negociación entre el gobierno de la Cuarta Transformación y Estados Unidos. Por primera vez en 76 años, después de que se firmó el Tratado de Aguas Internacionales en 1944, México decide entregar de manera adelantada y sin explicación millones de metros cúbicos al país vecino.... Aquí hay un presidente que hizo acuerdos con Estados Unidos.... para recibir a cambio un beneficio político o económico que desconocemos".

El editorial no supo o no quiso escudriñar el meollo de la cuestión: la cercanía de los comicios presidenciales en EUA, en los que el presidente Trump lucha por contar con los 38 votos electorales de Texas, el segundo Estado de la Unión que más aporta, sólo aventajado por California (55). Los agricultores y ganaderos tejanos agradecidos y sus familias pueden ser la gota que Trump necesita para ganar los 270 votos electorales requeridos para ser electo. Texas  representa el 14% de los votos electorales que Trump requiere. 

La sequía es tema fundamental para nosotros en el norte y para el sur en EUA. La sufren por igual mexicanos y estadounidenses. Por eso es que el Tratado del 44 establece períodos de cinco años para contabilizar las entregas, ya que ningún año es calca de otro y los faltantes se reponen en los ciclos siguientes. Es un tratado donde prevaleció la razón en su negociación, misma que debe prevalecer ahora en su ejecución. No entregar las cantidades de agua convenidas en un año crean una "adeudo", pero no una violación a las obligaciones. 

En el pasado, México ha incumplido con la entrega de agua en algunos quinquenios. En 2005, México fue demandado por un grupo de agricultores, fideicomisos, empresas y distritos de riego tejanos por daños cercanos a los $800 millones de dólares (ICSID Caso Núm: ARB (AF)/05/1) Bayview Irrigation District et al.). Se alegó que México había incumplido la entrega de agua conforme al Tratado de Aguas del 44 y que los nacionales estadounidenses habían sufrido daños a sus cosechas. Sostuvieron que el agua que se encontraba en territorio mexicano es un activo y por ende ellos eran inversionistas extranjeros protegidos por el Capítulo 11 del TLC. En efecto, México había dejado de cumplir la entrega programada, quizás por sequías y/o para apoyar a la agricultura del norte del país. El tema sólo se alegó tangencialmente, ya que antes de entrar al fondo, se analizó si los demandantes eran inversionistas extranjeros protegidos por el TLC.

El panel de árbitros se integró por Edwin Meese III (exprocurador General de EUA) designado por los demandantes, a mí me designó México en mi calidad de experto internacionalista especializado en inversión extranjera y el profesor Vaughan Lowe, de la Universidad de Oxford, actuó como presidente del tribunal, designado por ambas partes. En mi calidad de árbitro en dicha controversia estudié el Tratado del 44, por lo que no me es ajeno.

El laudo arbitral de conocimiento público, llegó a la determinación de que los demandantes no habían invertido tomando en cuenta leyes y autoridades mexicanas, por lo que no calificaban como inversionistas extranjeros y en consecuencia no tenían derecho a demandar con base en el TLC.

Sintetizando las respuestas a las preguntas iniciales: se ha decidido quitarles el agua a los agricultores y ganaderos chihuahuenses por razones políticas, lo que aclaro es mi especulación. En el pasado México ha incumplido con sus obligaciones de entrega de agua, las que han sido tratadas como "adeudos" que posteriormente han sido cubiertos, sin que se hayan reportado mayores consecuencias.

OpenA