icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Carbofobia Por: Mayra Treviño Nutrición con propósitoMiércoles, 30 de Septiembre de 2020 01:25 a.m.

Es un fenómeno actual en el cual se evitan o no se consumen alimentos ricos en hidratos de carbono por temor a engordar.

Hoy en día tenemos tan mala información acerca de los carbohidratos que nuestra sociedad sufre de una carbofobia, que ocasiona graves consecuencias para la salud. Como resultado de evitar un nutriente que nuestro cuerpo necesita, nos encontramos decaídos, ansiosos, cansados y con falta de energía.

Las dietas bajas en hidratos de carbono o cetogénicas son cada vez más populares, de hecho, el éxito de estas dietas fue tanto, que se llegó a acuñar el término carbofobia para denominar al miedo irracional a los hidratos de carbono, caracterizado por la defensa y/o seguimiento de dietas bajas en hidratos de carbono y aumento en el consumo de proteínas y de grasas.

Aunque estas dietas puedan funcionar a corto plazo (logrando una reducción de peso deseado sin tener en cuenta otros factores), parece probable que la pérdida de peso no se deba a la reducción de hidratos de carbono sino a la disminución total de calorías ingeridas. Existe evidencia científica para aļ¬rmar que este tipo de enfoques nutricionales pueden resultar nocivos para la salud.

Una de las cosas que tenemos que tener en cuenta a la hora de alimentarnos es la calidad de los carbohidratos, porción e índice glucémico.

Los hidratos de carbono se encuentran en una gran cantidad de alimentos muy saludables y también en una gran cantidad de alimentos no tan saludables, por eso es necesario saber qué tipo de hidratos son mejores que otros, para así darle a nuestro cuerpo lo que necesita sin necesidad de evitarlo y caer en la carbofobia.

Las fuentes más saludables y necesarias son los cereales integrales sin procesar como el arroz integral, el trigo sarraceno, el mijo, la cebada, la avena en grano, el centeno, la espelta, las legumbres como garbanzos, lentejas, alubias, guisantes, soja, las verduras y las frutas. 

Las fuentes menos saludables y las que recomiendo evitar son: los alimentos procesados como el pan blanco, el arroz blanco, todo lo que contenga azúcar y harina refinada.

El consumo de carbohidratos es clave para una buena salud, ya que aportan entre el 45 y 60% de las necesidades energéticas diarias, siendo la principal fuente de energía, son necesarios para aportar glucógeno a nuestro sistema muscular  HYPERLINK "https://www.vogue.es/belleza/fitness/articulos/que-alimentos-comer-antes-y-despues-de-hacer-deporte/25019"antes de un entrenamiento y para facilitar la recuperación energética.

No tienen por qué engordar o causar temor. Es cuestión de elegir los más sanos y saber disfrutarlos.

OpenA