icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Cara o cruz Sábado, 21 de Septiembre de 2019 00:00 a.m.

Para el que esto escribe y guardando toda proporción, la vida es como una moneda que recurrentemente es lanzada al aire a cada decisión personal para obtener de ese movimiento, un resultado que te hará elegir la acción a tomar para determinada cosa que enfrentes en la vida, misma que regularmente te ofrece diversas opciones concentradas en dos elementos similares a los de una moneda: la cara o la cruz.

Generalmente para aquel que es abierto, práctico e inteligente, y que además se piensa con el auxilio de la fría y cruda conciencia de la obviedad, los alcances y proyecciones que podría arrojar cada aventura o lanzamiento de esa "moneda", definen concretamente su certera y segura decisión, aunque ésta no sea la correcta.

Así, de igual forma para aquel que es introspectivo, emocional y reflexivo, que se mueve por impulsos, corazonadas y emociones, la estela de magia en el azar de lanzar esa moneda se desvanece en el aire de la "canteada" decisión emocional tomada antes de que siquiera la moneda haya sido lanzada.

Tenemos, pues, que nuestra propia naturaleza humana también ha sido dotada de esta "moneda" de cambio para la vida que contiene en esa cara y esa cruz, un cielo y un infierno, un bien y un mal, un extremo y su opuesto, en la determinación del libre albedrío de vivir la vida misma.

Pero en una sociedad tan descompuesta como la nuestra, en la que por moda, más allá de un verdadero deseo de mejorar las propias condiciones para vivir, ya cualquier persona se atreve a incidir e influir en el futuro de las demás como influencer en la redes sociales o conferencista "mañanero" de la política pública para compartir "el beneficio" de su conocimiento, su actitud, su buena vibra o su posición ante la sociedad, convertida en la mejor apariencia posible, para lucirse ante una multitud que demanda soluciones urgentes a sus problemas personales.

Nuestros gobiernos, nuestros representantes, nuestras modas y nuestras tendencias, hoy nos impiden con sus leyes, por ejemplo, educar y formar con la disciplina "antigua" a nuestros hijos porque "te echan a derechos humanos", te obsequian la oportunidad de elegir del tutifruti de "opciones" de género para degradar cada vez más a la sociedad y a esas figuras tan emblemáticas que representa el matrimonio y la familia, mientras te es proveída la asistencia legal profesional gratuita para someter al briago marido o proteger al animal de compañía. 

Por ello digo que sin duda alguna, es la vida como una especie de moneda que lanzamos o que circunstancialmente es lanzada al aire en una acción a veces ajena a nuestra disposición, para que "la mágica estela del azar" tome el control de nuestro destino en el desatino de las decisiones políticas que gobiernan a nuestra sociedad.

De la misma forma arbitraria, el destino, la suerte, su estrella, la fortuna, la buena ventura, Dios o como lo quiera usted llamar, puede en cualquier momento decidir el final de su vida a pesar de tener usted supuestamente su propio control. Ante ello, realmente no hay nada que hacer y es por tanto que quiero compartirle, estimado lector, un pensamiento que no sé quién hizo, pero lo considero muy valioso y positivo para elegir entre la cara o cruz de lo que nos resta por transitar en este camino llamado vida:

"Esta vida se va a ir rápido. No pelee con la gente, no critique tanto su cuerpo, no critique tanto su entorno, no se queje tanto, no pierda el sueño por las cuentas; busque la pareja que lo haga feliz, si se equivoca déjela y siga buscando su felicidad.

"Nunca deje de ser buen padre o madre. No se preocupe tanto en comprar lujos y comodidades para su casa, ni se mate dejándole herencia a su familia. Los bienes y patrimonios deben ser ganados por cada uno: no se dedique a acumular plata o dinero.

"Disfrute, viaje, disfrute de sus paseos, conozca nuevos lugares, dese los gustos que merece. No se ponga a guardar las copas, utilice la nueva vajilla. No economice su perfume favorito. Úselo para pasear consigo mismo. Gaste sus tenis favoritos, repita sus ropas favoritas.

"¿Y qué? Si no está mal, ¿por qué no ahora? Por qué no orar en vez de esperar a orar antes de dormir. ¿Por qué no llamar ahora? ¿Por qué no perdonar ahora?

"Todos nos esperamos mucho para la navidad, para el viernes, para el cumpleaños o para el Día del Padre, de la madre o del niño. Un año más para cuando se tenga dinero, para cuando el amor llegue o para cuando todo sea perfecto.

"Mire, no existe el todo perfecto. Los seres humanos no pueden lograr esto porque simplemente no se hizo para completarlo aquí. Aquí es una oportunidad de aprendizaje, así que tome esta prueba de vida y hágalo ahora. Ame más, perdone más, abrace más, viva más intensamente y deje el resto en las manos de Dios".

Por hoy es todo, amable lector. Medite lo que le platico, esperando que sea para usted un fin de semana pleno. Nos leemos en cabritomayor.com, donde podrá encontrar todas nuestras columnas políticas, además de los más importantes noticias, artículos y reportajes taurinos, amén de que en Crack nos tendrá el próximo viernes en "Por los senderos taurinos" y aquí mismo el próximo sábado. 

OpenA