OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Caos Por: Armando Arias AmbulandoMiércoles, 27 de Enero de 2021 00:00 a.m.

Entre los años 1999 y 2000, tuve la gran oportunidad de cursar una maestría que completaría el perfil académico inicial con el que hoy puedo ejercer mi labor profesional. El programa de la Maestría en Desarrollo Organizacional que la Universidad de Monterrey ofrece desde hace algunas décadas, desde su origen contó con la colaboración de los precursores del campo en cuestión, desde la Universidad de Pepperdine.  

El llamado Desarrollo Organizacional surge en los años 60 como una forma de abordar el problema de la complejidad de las organizaciones y el enfoque en el desarrollo humano desde la administración. En cada módulo se estudiaban temas como la teoría de sistemas, las metodologías de investigación, la teoría de equipos de trabajo, todo en torno a un común denominador: el cambio. Sobre este tema he escrito más de una vez en este espacio, porque considero que juega un papel predominante en la existencia como la conocemos, con todas sus interacciones y el nivel de complejidad que supone. 

En algún cierre de uno de los módulos recibí un regalo de quien era expositor del mismo, una taza color vino que curiosamente ha servido como un porta plumas en mi escritorio por años. La taza tiene un grabado chino y una inscripción que hace referencia a un texto de un libro de sabiduría conocido como I Ching, mismo que no conozco más que por lo que se puede leer en la taza y que hace alusión a un estado de la realidad. El texto se titula "Caos" y dice en su imagen #3: "Donde los sueños brillantes nacen. Antes del inicio de un gran resplandor deberá haber Caos. Antes de que una persona brillante comience algo grande, deberá parecer como un loco a los ojos de la multitud". 

La crisis es el inicio del cambio, y suele distinguirse porque es una etapa de incomodidad, de incertidumbre, una etapa caótica. Lo que sucede después es el despliegue del proceso de cambio que afecta a quien lo experimenta y causa en sí mismo ajustes y adaptaciones a la nueva realidad, que al final completan la configuración de esta. Luego de un terremoto en el que el caos se manifiesta, viene el proceso de recuperación, de limpieza, de duelo por lo perdido y de reconstrucción que trae consigo un paisaje renovado, o al menos es lo que ocurre en situaciones similares. 

Y es que resulta inoperante, incómodo y hasta fuera de lo natural, mantenerse en caos. Cuando algo se ensucia o se rompe, tendemos a limpiarlo o a componerlo. Es inherente a la propia naturaleza humana. Tender al bien, a lo bueno es esencial. Pero en el segundo trozo del texto se puede leer un rasgo de quien posee la competencia de innovar y ser visionario. 

Una manera de enfrentar el caos es descubrir lo que puede funcionar aunque eso aún no existe, ni siquiera en la mente de las personas. Cuando Jeff Bezos y su equipo desarrollaron al asistente virtual Alexa nadie pensaba en ello, ni tenía necesidad de su existencia. Curiosamente Bezos, un seguidor de la serie Star Trek, ideó esa aplicación inspirado en aquella saga de ciencia ficción, generando una innovación que hoy es parte de un ecosistema más grande y que se encuentra en la vida de muchos en diversos países, como parte esencial de su quehacer cotidiano. 

En los momentos difíciles, con la mente puesta en una visión de futuro que busque el equilibrio a través de la creación de orden, es donde surgen respuestas, inventos y soluciones a los problemas, que una vez resueltos terminan por configurar el paisaje de la nueva realidad tras el cambio con todas sus etapas. Mantenerse en movimiento a pesar de las dificultades, es lo único que debemos cuidar. Así lo dijo alguna vez Albert Einstein: "La vida es como montar en bicicleta: para conservar el equilibrio, debes mantenerte en movimiento".

OpenA