icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
¿Cansad@ de lo mismo?Miércoles, 6 de Marzo de 2019 04:00 a.m.

Si ya estás cansad@ de los mismos jugos verdes, de la misma ensalada para cenar, de comer atún todos los días… y todos esos tips que alguna amiga te aseguró que eran infalibles para “desintoxicar” tu cuerpo, esta columna es para ti.

Cuando lo que buscamos es avanzar y comer bien pero nuestros niveles de motivación están por los suelos, es importante elegir opciones prácticas de alimentos que no nos quiten mucho tiempo o energía para así no caer por alimentos más fáciles como unas galletas o papitas.

Te quiero compartir algunas recomendaciones fáciles y prácticas que te ayudarán a limpiar tu alimentación de todos esos alimentos que están evitando conseguir el balance en tu dieta y acercarte a tu meta de peso.

1- No es lo mismo un muffin de avena con fresas que un plato de avena con fresas:

Si lo que buscas es comer bien hay una diferencia kilométrica entre alimentos naturales a procesados. Cuando estamos bajos en motivación lo más sencillo es lo más efectivo, entonces te recomiendo siempre irnos por lo natural y lo rápido. Como lo es un plato de avena con fruta y yogurt griego, un licuado bien balanceado… alimentos que no requieran de mucha preparación pero que sigan siendo naturales.

2.- Comer saludable puede ser simple (y delicioso):

No tienes que agregar muchos ingredientes solo asegúrate de incluir algo de verduras, proteína, grasa saludable y grano entero. De esta manera estás cubriendo las bases, sigues nutriendo a tu cuerpo y no inviertes tanta energía o tiempo en la preparación de tu comida. Por ejemplo, una ensalada de espinacas con pollo, lentejas y aguacate; un sándwich con pan 100% de grano entero, con aguacate, lechuga, tomate y pechuga de pavo, etc… Te recomiendo intentar tener los alimentos que requieran de preparación, como las lentejas o el pollo, ya listos para sólo agregarlos rápidamente cuando se necesiten.

3.- Come despacio y en tiempo:

Date el tiempo de comer, despacio con calma y en horario de comida no cuando ya te duele la cabeza por falta de alimento. Te recomiendo practicar el pensamiento en el presente (mindfulness) cuando estamos nutriendo nuestro cuerpo con los mejores alimentos, saboreando cada bocado y agradeciendo cada alimento. También recomiendo incluir snacks cuando la motivación es poca, ya que de esta manera evitamos llegar a la comida o a la cena con tanta hambre que nuestro objetivo de comer sano se pasa para el siguiente lunes.

Recuerda que comer es un placer de la vida y aunque en este momento no te motive mucho comer fruta de snack, siempre hay que tomar en cuenta que poco a poco esos esfuerzos nos van acercando a nuestra meta y nutren nuestro cuerpo. Aunque siempre se nos antoje el muffin de avena con fresas cada vez va a ser más y más fácil elegir lo saludable.

Además, esa motivación que no encuentras, va a aparecer cuando veas cómo el esfuerzo de comer bien se ve reflejado en tus niveles de energía, en tu ropa, en tu humor, en tu cuerpo…en tu vida.

Be Healthy. Be You.

Ana Cristina de la Garza Montoya, licenciada en nutrición, es egresada de la Universidad de Monterrey, Posee una certificación y diplomado en nutrición y cardiología en el Instituto Mexicano de Nutriología Clínica

OpenA