OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Basta de resentimiento Por: Javier Gutiérrez El momento presenteMartes, 8 de Diciembre de 2020 02:04 p.m.
El resentimiento es una losa muy pesada que nos resta calidad de vida ¿hasta cuándo seguiremos cargando esta gran roca?.

En una ocasión una de mis estudiantes me platicó en una sesión de mindfulness, que estaba muy resentida con su vecina porque ella no había invitado a sus hijos a la fiesta de cumpleaños de su hijo.

"Nunca se lo perdonaré" comentó evidentemente molesta, a lo que yo contesté tratando de tranquilizarla: "Bueno, tal vez se le pasó o su presupuesto era limitado, ya invitará a tus hijos en la siguiente fiesta" a lo que ella respondió inmediatamente: "Imposible, eso pasó hace mucho tiempo, pero cada que lo recuerdo, me enoja muchísimo, ahora mi hijo mayor tiene 22 años y el menor 19... ¡ya no son de piñatas!.

Con esta historia podemos darnos cuenta cómo el resentimiento es una emoción que nos puede acompañar mucho tiempo, incluso toda la vida. Pero, ¿qué es el resentimiento?. Es una emoción compleja, donde podemos experimentar enojo, miedo y tristeza, enojo ante lo que consideramos como una injusticia, un abuso, un engaño, etcétera.

Miedo a volver a ser blanco de un daño por dicha persona, tristeza al cotejar cómo deberían de ser las cosas o personas cuando obviamente no estuvieron a la altura de nuestra expectativa.

En el resentimiento sentimos malestar cuando contactamos con quien para nosotros es el merecedor de dicha emoción e incluso sólo cuando pensamos en ella o nos hablan de ella.

El resentimiento es un sentimiento muy corrosivo, que no genera ningún beneficio ni para nosotros ni para los que nos rodean, por lo que su contrario, el perdón, nos puede liberar de unas tenazas que oprimen nuestro corazón y nos evitan liberarlo y ese a quien no perdonamos, se vuelve nuestro carcelero y tiene las llaves de nuestra liberación interior, al menos cuando contactamos con dicha persona, real, virtual o imaginariamente.

Por lo que cultivar y alcanzar la capacidad de perdonar es una de las mayores fortalezas que un ser humano puede tener. Y ¿Qué es posible perdonar? Todo.

Si aprendemos a ver las cosas como son, podremos ser capaces de perdonar cualquier agravio. Recuerda que perdonar no es reconciliarse, perdonar es disolver en nosotros el resentimiento cada que contactamos con quien para nosotros lo generó.

Y ¿Cómo podríamos hacerlo?. Si consideramos algo que la neurociencia ha comprobado: no tenemos libre albedrío. Si no tenemos libre albedrío, cada persona que nos ha lastimado no tenía opción para actuar de otra forma, actuó de acuerdo con su programa cerebral como tú y yo actuamos con el nuestro.

Eso no es justificar algo dañino, es sólo saber que no tenía opción y así dejamos de idealizar a las personas y aprendemos a verlas como lo que son, no como quisiéramos que fueran.

Hasta el siguiente momento presente.


OpenA