OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
AMLO y Zaldívar: drama en nueve actosPor: Ignacio Gómez-Palacio La HormigaViernes, 11 de Junio de 2021 02:00 a.m.

Pregunta a petición del respetable: ¿cómo explicar la obra de teatro que nos han escenificado dos actores de primera línea, para poder entender la obra? Trataré de explicarlo desde el principio, ya que como es usual, muchos entraron ya empezada la función. Este caso es de no perder el hilo de las cosas y saber que se trata de dos personajes, un viejo zorro de las cuevas de monte de Macuspana y otro no tan mayorcito, pero peinacanas, de las cuevas del valle de Querétaro, donde soplan polvaredas con olor a nopal.

Primer acto. El director general de la agencia de publicidad contratada por el Instituto Mexicano para la Justicia, AC, le informa a sus directores que la investigación entre la ciudadanía sobre el vocablo "judicial", practicada con cámaras Gesell, a nueve diferentes grupos de edad y sexo en cinco ciudades del país, arroja la opinión unánime de que dicha palabra es sinónimo de "porquería", "abuso", "excremento", "suciedad", "delito", "crimen", "moscas", etc.

Segundo acto. Herido por la mala reputación del Poder "Judicial", Arturo Zaldívar sueña con mejorarla y una vez que ejerce el cargo de Presidente de la Suprema Corte de Justicia, durante varios años prepara lo que considera es una reforma legislativa trascendental. Su propósito es lograr un Poder Judicial honesto, profesional y cercano a la ciudadanía, donde además se plasma mejoría a las reglas de la carrera judicial. Invierte horas y horas de su tiempo en consultar a jueces, magistrados, académicos y expertos en general.

Tercer acto. Zaldívar y AMLO (jefe de facto de Morena, mayoría parlamentaria) negocían con sus asistentes y en buenos términos, la aprobación por el Poder Legislativo de la reforma, misma que Zaldívar, en su calidad oficial, presenta para su discusión y aprobación.

Cuarto acto. El Senado aprueba la reforma, pero en el artículo décimo tercero transitorio, sin Zaldívar estar enterado de antemano, de último momento se incluye una prórroga de casi dos años para el cargo de Presidente de la SCJ que Zaldívar desempeña, el cual concluye el 31 de diciembre de 2022. De aceptarlo, Zaldívar terminaría su mandato el 30 de noviembre de 2024. La Cámara de Diputados aprueba la reforma y la envía al Ejecutivo (AMLO) para su publicación, el 22 de abril de 2021. 

Quinto acto. Los medios, ciudadanía, colegios de abogados y juristas en general alzan la voz indignados para señalar con dedo flamígero que la prórroga es inconstitucional, por ser contraria a la Constitución que con toda claridad indica en su artículo 97, que quien desempeñe el cargo de presidente de la SCJN "no podrá ser reelecto para el período inmediato posterior". Añaden que se trata de un "regalazo" a Zaldívar, persona "cercana" al Ejecutivo, que con ello demuestra la no existencia de la división de poderes y la ruptura al Estado de Derecho. Los medios presionan a Zaldívar a renunciar de inmediato o al menos a manifestar que lo hará al concluir 2022. Le exigen no prestarse a la maniobra de AMLO y demostrar su independencia y la del Poder Judicial que encabeza.

Sexto acto. Zaldívar guarda silencio que ensordece a la nación. En mi Hormiga del 29 de abril escribí:  "... ya resulta sospechosa la morosidad que empieza a tener la publicación de la reforma judicial en el Diario Oficial de la Federación por parte del Ejecutivo, indispensable para su entrada en vigor, quizás esperando... la decisión de Zaldívar sobre aceptar o no la prórroga de su mandato"... Resulta sorprendente el cúmulo, la avalancha de opiniones contrarias a Zaldívar y su silencio, lo que le ha costado una montaña de desprestigio... Se le acusa de contubernio con el Ejecutivo...".

Séptimo acto. El 7 de junio el Ejecutivo federal publica la reforma judicial. Pasaron 47 días para que finalmente se publicara, al día siguiente de las elecciones, por lo que pasa desapercibida.

Octavo acto. Al día siguiente, 8 de junio, Zaldívar se frota las manos, rompe su silencio y se saca de la manga lo imprevisto. Informa que "dadas las circunstancias apremiantes... presentaré al pleno de la SCJN una consulta extraordinaria sobre... La manera en que el Poder Judicial Federal debe proceder en relación con el artículo décimo tercero transitorio". El voto de seis ministros en contra (de los 11 que integran el pleno) le permitirá renunciar a la prórroga de su mandato, bajo la tesis que la SCJN requiere el liderazgo de un presidente reconocido por la mayoría; y evitar que se siga el procedimiento de inconstitucionalidad que la oposición ha anunciado que presentará. La sentencia de inconstitucionalidad, requiere la aprobación de ocho ministros. 

Noveno acto. Lo dejo a la sabiduría de mis lectores, que sabrán reconocer la capacidad política y sapiencia de uno de los zorros sobre el otro. 

OpenA