icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Ama sin límites Por: Claudia Cantú Semillas para el almaLunes, 7 de Septiembre de 2020 00:00 a.m.

¿Qué pasaría si sólo te quedaran unos momentos de vida?

Divagando se lo pregunté hace años a Ricky Martin durante una charla. Su respuesta fue clara: "Yo amaría". Él viviría en amor y le diría a la gente, que aún no lo sabía, que la quería.

No he podido olvidar esa plática, pero vino a mi mente más fuerte que nunca hace algunas semanas porque Dr. Joe Dispenza nos puso un ejercicio hermoso a sus estudiantes, consistía en que teníamos que enfocar la atención en nuestro corazón y meditar por alguien, para mandarle luz, amor y esperanza; después había que decirle que la o lo amábamos y enviarle una meditación, después de esto quedaba contagiado del virus del amor.

No puedo explicar con palabras lo que sucedió después de que me llegaran muchísimos mensajes de amor de compañeros y amigos, que conocía o que no tenía idea de quiénes eran, pero venían de todas partes del mundo. Las redes sociales de decenas, o tal vez cientos, de miles de personas se llenaron de fotos con corazones, pues cuando te ´contagiaban´ de amor tenías que difundirlo y seguir esparciéndolo.

Fue la locura, había gente soltera, casada, comprometida, viuda, en una relación, sin ella, etcétera, y nadie pensaba mal de nadie, al contrario, fue un acto de amor y de energía de la más alta vibración. Lo que se vivió después fue inexplicable. Sentíamos salud, vida, abundancia, alegría, entusiasmo, paz y un amor fuera de serie, incluso entre aquellas personas que no conocieron la dinámica y que jamás se enteraron de que les lanzamos amor.

Ocurrieron tres cosas: la primera es que nuestra vibración se elevó a 500 hz o más; la segunda que lo que das se te regresa multiplicado; y la tercera fue que la gente se sentía especial, tomada en cuenta, lo que subía su autoestima y elevaba su capacidad de salir de la tristeza y la angustia, por lo que empezaban a sentirse mejor, hasta de sus padecimientos físicos.

El amor mueve al mundo, ¡y es real!. ¿Te das cuenta de que cuando te sientes amado todo te sale bien y hasta te alivias de gripe en un santiamén?. Y eso es porque tu frecuencia vibratoria es de las más elevadas en la escala energética, en la cual aparece en primer lugar la iluminación con 700+ hz.

Ahora, trasladando el punto del amor a nuestra vida actual, te pregunto, ¿Hay alguien a quien no le has dicho que lo quieres?. ¿Sabías que puedes cambiar su vida y su frecuencia, y, de paso, la tuya? ¿Y si ahora fuera el momento y nunca más pudieras comunicárselo? ¿Qué fuerte, verdad?.

Me podrías decir es que, ¿qué va a pensar?. Va a decir que estoy loco o que soy una ofrecida. Y yo te voy a contestar: Él o ella se lo pierden, pero tú vas a elevar tu frecuencia al sentir y compartir ese amor (y eso te sube las defensas del cuerpo, nada despreciable en estos días).

¿Qué pasa si te avientas y le dices a esa persona lo que sientes?. No te vas a quedar ciego, ni sordo, ni se te va a caer una mano. No te vuelves más vulnerable ni menos valioso. Lo que impide que expreses tus verdades es el ego, que te hace creer que puedes quedar en ridículo, mientras la otra persona se burla de tus sentimientos y se pone arrogante, pero no siempre sucede.No lo sabrás si no lo intentas. Muchos amores comienzan con un par de palabras, como diría Hombres G. ¿Y si sólo te quedaran o le quedaran 24 horas de vida?. No sé, piénsalo. Mi teoría es que con la pandemia muchos corazones se vuelven flojitos y cooperando.

OpenA