OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
África es también zona de competencia entre EUA y China. Por: Enrique Alanis Carrera por el ImperioMiércoles, 17 de Marzo de 2021 02:00 a.m.

EUA ha considerado por años la importancia de mantener una significativa ayuda y presencia en países en desarrollo con altos riesgos políticos, sociales y militares potenciales.

Entre los objetivos están la disminución de la ingobernabilidad, violencia, y proliferación de grupos armados que pudieran desestabilizar gobiernos o inclusive regiones a través del terrorismo. Algunos países africanos por su nivel de pobreza o conflictos civiles han requerido de especial atención, sin embargo, el continente continúa siendo una promesa en cuanto a potencial económico y disponibilidad de recursos. A partir del año 2018, EUA bajo la administración del Presidente Trump, optó por un retiro parcial de tropas y apoyos en el continente debido a una reconfiguración de sus prioridades.

Por otra parte, China y Rusia han estado paulatinamente incrementando su presencia económica y militar. China, además de ofrecer a países africanos ser parte de su iniciativa "Belt and Road", para tener acceso a grandes proyectos de infraestructura bajo condiciones financieras favorables, estableció en 2017 su primera base militar en el extranjero, precisamente en África, en Yibuti, un pequeño país al este del continente con una localización militar estratégica dado su acceso marítimo cercano al Canal de Suez, el Mar Rojo y el Océano Índico, además de su cercanía con el Medio Oriente. EUA, Francia, Japón e Italia cuentan igualmente con bases militares en Yibuti. Rusia desde el año 2014 ha establecido acuerdos militares con 19 países del continente africano, convirtiéndose así en su principal proveedor de armamento.

Mi análisis y prospectiva: El continente africano, además de su gran extensión, cuenta con una amplia diversidad de avance de sus países, sistemas de gobierno, recursos, y cultura.

Por lo tanto seguirá requiriendo de una estrategia regional focalizada y específica para facilitar su desarrollo. El apoyo de EUA, China y Rusia se basa en el potencial de oportunidades de negocio, mercados crecientes, proyectos de infraestructura, explotación de recursos naturales, pero también es un mecanismo para promover sus sistemas de gobierno e inclusive conformar grupos de países aliados en los organismos internacionales.

En cuanto a seguridad global y protección de sus empresas, a las potencias globales no les conviene facilitar espacios de ingobernabilidad e inseguridad que permitan la radicalización de grupos armados con potencial de terrorismo.

Entre los principales intereses de las economías emergentes africanas está combatir la pobreza y rezago a través del desarrollo económico e infraestructura, por lo tanto, las potencias que continúen brindando este apoyo serán las que establecerán los vínculos más cercanos y por ende, con mayor influencia. En la competencia de hegemonía de potencias globales, África es un territorio aún en definición de preferencias estables.

OpenA