OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Ácidos grasos esencialesPor: Fina Ferrara Herbolaria y saludLunes, 8 de Febrero de 2021 02:00 a.m.

Los ácidos grasos forman parte de la composición de las grasas y ejercen diversas funciones fundamentales en el organismo: constituyen una importante fuente de energía, son un componente esencial de las membranas de todas las células e intervienen en el control y regulación de una gran variedad de procesos vitales. Algunos de los ácidos grasos reciben el nombre de esenciales, porque el cuerpo no puede fabricarlos; es necesario su consumo a través de la alimentación o suplementos.

Uno de éstos es el Omega-3, su consumo reduce la inflamación y ayuda a reducir el riesgo de enfermedades crónicas como cáncer, artritis o enfermedades del corazón. Favorece la circulación sanguínea, contribuye a regular la hipertensión arterial, reduce los triglicéridos y trabaja como mecanismo antitrombótico, previniendo la arterioesclerosis. De este modo, se convierten en un gran preventivo de las enfermedades cardiovasculares.

El consumo de Omega-3 es sumamente importante en el momento de la gestación, para el desarrollo neuronal del bebé. En niños pequeños en etapa de preescolar, les ayuda al desarrollo mental y aumenta la concentración y capacidades intelectuales; en adultos mayores les ayuda a prevenir enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer.

Una carencia de ácidos grasos Omega-3 puede generar neuropatía, disminución de la agudeza visual, dificultades de aprendizaje, lesiones en la piel y se ha relacionado también con casos de depresión.

Los ácidos grasos más importantes son el ácido alfa linolénico, ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA), todos de la familia Omega-3. En síntesis, ayudan a regular la inflamación, el sistema inmunitario, la circulación y la coagulación sanguínea. También juegan un papel importante en la salud de las articulaciones y la función cerebral.

Para que los ácidos grasos puedan ejercer su función correctamente es muy importante no sólo que existan en cantidades suficientes dentro del organismo, sino que haya también un adecuado equilibrio entre las cantidades de Omega-3 y Omega-6. Los ácidos grasos de la familia Omega-6 más importantes son el ácido gamma-linolénico (GLA) y el ácido linoleico. Éstos intervienen en el funcionamiento del cerebro, la salud de las articulaciones y el equilibrio hormonal.

Consumir cereales integrales, variedad de frutas y verduras frescas, aceite de oliva, pescado, ajo y frutos secos, ayuda a mantener en equilibrio estos ácidos grasos. Existen también distintas fuentes de omegas como lo son el aceite de hígado de bacalao, el aceite de prímula, el aceite de linaza, el aceite de pescado y el aceite de krill. Todos tienen la misma función general en el organismo, pero cada uno tiene también una función específica, de la cual hablaremos más adelante.

OpenA